Una niña murió desangrada por un ritual secreto de mutilación genital

Un masivo ritual de mutilación genital de una sociedad secreta de Sierra Leona causó la muerte de una niña, que se desangró luego del brutal tratamiento, según denunciaron activistas locales que luchan contra esta violación a los derechos humanos.

El hecho ocurrió en un bosque a unos 200 kilómetros de Freetown, la capital del país, con la participación de 68 menores en el rito.

La ex viceministra Rugiatu Turay, quien fundó una ONG dedicada a la lucha contra la ablación de clítoris, señaló que ahora hay un grupo de mujeres y soweis (encargados de la mutilación) prófugos de la justicia. Entre ellos, incluso, se encuentra la madre de la víctima.

La menor fue identificada como Marie Kemara, quien fue llevada a la fuerza poco después de unos exámenes escolares.

«Apenas dejó el lápiz, se la llevaron. Es la segunda muerte en esa familia: una de sus hermanas murió desangrada hace dos años», lamentó Turay, según publicó The Guardian. Además, explicó que esta vez el padre se opuso al procedimiento, pero la madre insistió.

La policía logró arrestar a Ya Naro Kargbo, uno de los líderes del grupo, pero todavía buscan hallar a las otras 67 sobrevivientes para que reciban atención médica.

Según la Organización Mundial de la Salud, la mutilación genital femenina no aporta ningún beneficio a la salud de las mujeres y niñas. Pueden producir hemorragias graves y problemas urinarios, y más tarde pueden causar quistes, infecciones, complicaciones del parto y aumento del riesgo de muerte del recién nacido.

Fuente: Infobae

Comenta