Turquía reclama a Uruguay bienes lujosos de estafador

Al igual que lo ocurrido con Argentina en el caso Balcedo, ahora el gobierno de Turquía puja con Uruguay por los millonarios bienes de una organización turca que se había radicado en el país. Un ciudadano de esa nacionalidad detenido en Cárcel Central, O.N., es acusado de ser cómplice de una megaestafa cometida en Turquía. En Uruguay, enfrenta una investigación por lavado de activos. En caso de ser encontrado culpable, deberá purgar su pena en el país y luego será extraditado.




Turquía envió un documento al fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, reclamando los inmuebles y autos de alta gama incautados. “Se estima que los bienes de la organización alcanzan a varios millones de dólares”, confirmó a El País el fiscal Rodríguez.

En otro expediente, el gobierno turco informó que los integrantes de la banda de esa nacionalidad perpetraron una estafa piramidal en su país que provocó pérdidas a miles de ciudadanos por 500 millones de liras turcas (US$ 128 millones).

Según la agencia de noticias IPA, M.A. y O.N. crearon una sistema de inversión llamado “Banco Granja” donde los jugadores invertían en un juego con dinero real en una supuesta chacra a cambio de la promesa de grandes dividendos.

Decomisos.
La Fiscalía Especializada en Delitos Económicos ya solicitó embargos por más de US$ 5 millones contra M.A., acusado de ser uno de los autores de la estafa multimillonaria en Turquía.

A instancia de dicha fisca-lía, fueron incautados bienes de M.A en Uruguay como, por ejemplo, un auto Ferrari modelo Spider, valorado en US$ 500.000; un yate que está en Punta del Este, evaluado en US$ 1 millón y, por lo menos, seis inmuebles ubicados en el este del país, cuyos precios superan los US$ 4 millones.

El pedido de incautación de los bienes de la organización se tramita en un expediente paralelo al pedido de extradición presentado por Turquía, dijo el fiscal Rodríguez.

El último descubrimiento de la Fiscalía fue un predio en Laguna del Sauce, Maldonado, donde se iban a construir 12 casas. Además de ese inmueble, Turquía reclama a Uruguay un terreno en una marina ubicada en las afueras de Montevideo y un predio situado en Canelones. También exige la restitución de la Ferrari; de una camioneta Hummer; de un Chevrolet Camaro y de varias camionetas y camiones.

M.A. escapó de Uruguay antes de que la Policía pudiera atraparlo. Sí fue capturado uno de sus supuestos socios, O.N., el que aguarda encarcelado la extradición a Turquía, según la Fiscalía.



El fiscal Rodríguez creó un equipo multidisciplinario conformado por la Secretaría Antilavado de Presidencia de la República, la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central, Banco de Previsión Social, DGI y Aduanas para rastrear los bienes de O.N.

Consultado por El País, Rodríguez señaló que se trata de un caso muy parecido con el de Balcedo. “Todavía seguimos encontrando bienes del ciudadano turco”, agregó.

Control.
El pasado lunes 7, la jueza especializada en Crimen Organizado, María Helena Mainard, efectuó una audiencia sobre la extradición del ciudadano turco, el que es defendido por el abogado Gonzalo Fernández.

El penalista dijo que no tenía inconvenientes que se iniciara una investigación a su cliente si así lo consideraba la Fiscalía.

No obstante, Fernández no aceptó el pedido de extradición cursado por la justicia turca por considerar que tenía vicios formales. Rodríguez solicitó que la Justicia proceda a la extradición del ciudadano turco por entender que ese país cumplió con todos los requisitos requeridos para conceder el traslado del acusado.

El abogado de la embajada de Turquía, Jorge Rodríguez Pereira, quien también representa a la embajada argentina en el caso Balcedo, realizó un control del trámite de extradición del ciudadano turco.

El profesional bregó para que Uruguay haga lugar a la extradición de O.N. Dada la complejidad del expediente, la jueza Mainard definió para mediados de este mes la audiencia de extradición.




Usaban a testaferros para ocultar sus bienes
La Fiscalía Especializada en Delitos Económicos e investigadores policiales tratan de dilucidar qué hacían los estafadores turcos en Uruguay. En un principio, la Fiscalía ya constató que los delincuentes de esa nacionalidad eran más de dos. Segundo, utilizaban autos de alta gama como la Ferrari de la foto. En tercero, invirtieron en montar un negocio de importación de materiales de la construcción desde Turquía. En cuarto lugar, usaban testaferros para dificultar la investigación de los bienes adquiridos en Uruguay. El fiscal Rodríguez pidió datos al BCU sobre cuentas bancarias que hayan usado integrantes de la organización.

Fuente: El País

Comenta
Loading...