Software uruguayo permite corroborar distancia y uso de tapabocas desde cualquier cámara de seguridad

Xmartlabs

Tecnología

Comienza el retorno de la actividad empresarial luego de la pausa por el COVID-19 y las medidas de seguridad exigidas desafían a empresas y clientes a trabajar para certificar que se cumple la distancia física y el uso de tapabocas.

Como respuesta a esa disyuntiva, Xmartlabs empresa de software, consultoría en innovación y desarrollo de productos digitales creó Neuralet, solución que utiliza un pequeño chip y software de computer vision (inteligencia artificial para interpretar imágenes) para monitorear en tiempo real el uso de mascarillas y la distancia entre las personas en cualquier cámara de seguridad.

La herramienta, ideada tanto para oficinas, locales comerciales, medios de transporte, grandes superficies o zonas públicas, surgió en los últimos dos meses como respuesta a la apertura de la actividad económica del país, explicó Agustín Hernández, CEO de Xmartlabs.

5eebc60cf39cf - Software uruguayo permite corroborar distancia y uso de tapabocas desde cualquier cámara de seguridad
Hernández. El CEO de Xmartlabs destacó que se pueden generar varios reportes que permiten mejorar la seguridad y la operativa. (Foto: Francisco Flores)

«Hace más de cuatro años que trabajamos en computer vision y, en el contexto de reactivación de la economía, creamos la solución para brindar seguridad a clientes y empresarios de que se respetan las medidas», dijo. El primer prototipo se instaló en una empresa en California (EE.UU.) para monitorear sus oficinas y ver qué tan seguro es el retorno. Ya está pronto para su uso en el país.

Seguridad y privacidad

Una de las ventajas de Neuralet es que se instala físicamente en el local o empresa donde se utilizará. «Es un dispositivo edge device, o sea que funciona en el perímetro de la tecnología donde se instala, así los datos se procesan localmente y no se envían a servidores externos. En materia de seguridad es muy importante y cumple con criterios exigentes de privacidad», destacó Hernández.

Básicamente, en el chip (que cabe en el bolsillo de un pantalón) se instala el software de inteligencia artificial, se conecta al sistema de cámaras de un local y ya comienza a funcionar.

Detección y reportes

Con los datos que se generan al procesar las imágenes en tiempo real, esta tecnología permite tanto generar alarmas en el momento y reportes diarios aplicables en diversos casos de uso. Por ejemplo, el chip admite la instalación de parlantes y puede emitir alarmas en el momento si alguien no usa tapabocas o no respeta las distancias.

Además, al generar datos también admite una serie de reportes básicos para los empresarios. Por ejemplo, mapas de calor de las zonas con alto tráfico dentro de una superficie a lo largo del día. Eso permite detectar horarios pico de personas en un local, en un supermercado o un shopping y tomar medidas, como colocar más personal o frenar la entrada de gente. También da pie a poder reorganizar los espacios para mejorar el flujo de las personas.

Otra funcionalidad disponible es crear «puntajes» de seguridad de un lugar. «Por ejemplo, se puede colocar un letrero o pantalla afuera del local para que, antes de entrar, se pueda chequear en forma automática qué tan seguro es el ingreso. En la interna de la empresa esto puede aplicarse en vestuarios o comedores, en caso de que hubiera aglomeraciones», graficó Hernández. El acceso a los reportes se hace desde cualquier dispositivo a través de una web que se genera.

El costo del chip no supera los US$ 200 y el pago por los servicios «dependerá de las características que necesite cada cliente», dijo el ejecutivo.

Fuente: El PaísUy

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4154 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager