Sigue internada y en estado de shock la joven argentina violada en Chile

Policía Chile

La argentina de 28 años que denunció haber sido violada por tres hombres que vestían indumentaria del club de fútbol Universidad de Chile mientras caminaba hacia su casa en Santiago, capital del vecino país, permanecía hoy internada y en estado de shock y todavía no pudo brindar sus declaraciones ante la justicia, confiaron a la prensa trasandina fuentes vinculadas a la investigación.




Por el momento, el cuerpo de Carabineros que opera la ciudad capital sólo cuenta con declaraciones de la pareja de la víctima, quien permanecía sedada en un centro médico local.

Por lo poco que pudo hablar la mujer con su marido se sabe que a poco de llegar a su casa en las inmediaciones de la estación de subte Ñuble, de la comuna de Ñuñoa, tres sujetos aparentemente hinchas de la “U” de Chile la tomaron por la fuerza y la llevaron hasta una plaza donde abusaron sexualmente de ella y le robaron el celular y otras pertenencias personales.

La capitán Lisette Doubeoubril, de la 35ª Comisaría de Delitos Sexuales de Carabineros, dejó trascender que “al momento de descender del metro Ñuble, al dirigirse a su domicilio, se ve rodeada por un grupo de individuos de un equipo determinado de fútbol (el club Universidad de Chile), manifestando que tres de estos individuos la habrían intimidado con un cuchillo, trasladándola hacia un lugar alejado de la luz pública, donde habrían procedido a sustraerle su teléfono celular y posteriormente a abusar sexualmente de ella”.

La policía inspeccionó el sector, tomó declaraciones a los vecinos y accedió a videos que muestran los primeros acercamientos de los hinchas a la joven, que había bajado del subte Ñuble y caminaba hacia su casa cuando la abordaron y la llevaron a una plaza cercana, donde la violaron y le robaron el celular y otras pertenencias, señala el informe.



Tras la denuncia la unidad de flagrancia del Ministerio Público de Ñuñoa ordenó a la 35ta. comisaría de Carabineros realizar las primeras diligencias para identificar y detener a los agresores.
Según trascendió, la joven denunció que tres de los cinco atacantes la violaron, por lo que la internaron en un hospital de la capital chilena con lesiones de “carácter reservado”, luego de deambular hasta la madrugada procurando llegar a su casa, donde fue asistida por su esposo.

La víctima permanecía hospitalizada y no pudieron tomarle declaración por su estado emocional, señaló La Tercera, que comparó el caso con el ocurrido el 16 de julio de 2016 durante la fiesta de San Fermín, en la ciudad vasca de Pamplona, cuando una chica de 18 años fue violada por un grupo al que en España apodaron como “La Manada”.

Los hombres, de “edades muy superiores y fuerte complexión” respecto de la víctima, grabaron videos del ataque y los compartieron, pero la justicia sólo los condenó a 9 años de prisión por “abuso sexual” y no por violación, lo que originó una ola de indignación y reclamos.

Fuente: El Día



Comenta