Siete personas a la cárcel por distribuir pornografía infantil

La Justicia procesó con prisión a los siete detenidos el 22 de marzo por participar de una red de intercambio y descarga de pornografía infantil, según informó Subrayado y consta en el auto de procesamiento de la jueza Julia Staricco. Entre los indagados, se encuentra un profesor de un colegio privado de Carrasco.




Los adultos habían sido detenidos el 22 de marzo luego de 15 allanamientos en Artigas, Paysandú, Tacuarembó, Cerro Largo, Canelones y Montevideo, en el marco de una investigación que inició Interpol de Washington, Estados Unidos, en 2017, y que continuó el Ministerio del Interior en Uruguay. La policía internacional había detectado que los adultos hoy procesados tenían conexión a través de las redes sociales con otros usuarios con los que compartían los contenidos pornográficos.

Fue entonces cuando se dio comienzo a una operativo denominado “Juancho 2” que, luego de meses de investigación, logró la identificación de los responsables, su detención y la incautación de sus dispositivos tecnológicos, como computadoras y celulares.



Los procesados declararon que utilizaban Twitter, Facebook, Instragam, Tumbler, WhatsApp –un indagado aseguró que integraba un grupo de esta red social llamado “CP XXX”–, plataformas como DropBox, Mega e incluso los servicios de Google –Drive y fotos, por ejemplo– para intercambiar los materiales.

Excusas
Dos de los siete detenidos negaron estar implicados en la causa. Uno de ellos, de 46 años, aseguró que descargaba pornografía de niños y niñas para “dibujar un cómic en el que los personajes pelean contra pedófilos”. Sin embargo, confesó que “posiblemente” compartiera esos contenidos con otros pederastas.

El otro que intentó defender su inocencia es un joven de 19 años quien declaró que, “para vengarse de su novia”, decidió crearse un perfil de Facebook para enviarle a la mujer los contenidos por los que hoy está tras las rejas.




La jueza Staricco ordenó además que se prosiguiera la investigación, ya que aún resta capturar a otros implicados.

Fuente: El Observador

Comenta

Recomendado.