Se investiga como homicidio la muerte de hombre prendido fuego

policía paysandú

La muerte de Richard Gastón Correa, de 47 años, quien fuera rociado con nafta y prendido fuego es investigada por la Policía sanducera y la Fiscalía de Turno como un “homicidio”.




Si bien en principio, cuando acontecieron los hechos, en la noche del 21 de abril, se sospechó que pudiera tratarse de una salvaje agresión, tras las averiguaciones del caso se pudo confirmar la hipótesis.

Tal como informara El Telégrafo, pasadas las 23.30, se dio aviso a la Policía a través del 911 de un hombre que iba corriendo por la vía pública, en la zona de Ledesma y Solís, envuelto en llamas.

En el lugar, vecinos de la zona indicaron haberlo visto correr hacia Solís pidiendo auxilio y se podían notar importantes quemaduras en el cuerpo, sobre todo en la zona del tórax y pelvis.



Al arribo de móviles policiales, alertados por la cruenta situación, y al presentarse una demora por parte de la ambulancia de ASSE (siempre sobre versión recogida) se dispuso su traslado en una camioneta de GRT mientras los demás móviles efectuaban el corte y despeje del tránsito.

Debido a las lesiones sufridas, Correa fue trasladado a la madrugada hacia el Cenaque, a bordo de un helicóptero de la fuerza aérea, con estado reservado donde finalmente, tras varios días de lucha, falleció. Extraoficialmente se supo que la investigación apuntaría al menos a un integrante de una peligrosa banda, conocida por su modalidad delictiva en la zona, y que según vecinos “siembra el terror y nadie se anima a denunciarlos”.




A nivel oficial, por su parte, se guarda hermetismo en la investigación del caso, uno de los más atroces que se han registrado en Paysandú en los últimos años.

Fuente: El Telégrafo

Comenta