Reunión a solas entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner con la negociación de la deuda y las prisiones domiciliarias como telón de fondo

Alberto Fernández y Cristina Kirchner

En otra sintonía

En una semana crucial en la negociación de la deuda, el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner volvieron a verse las caras. El jefe de Estado y la ex mandataria se reúnen en la quinta presidencial a agenda abierta y a solas.

El propio Fernández había adelantado el encuentro durante una entrevista con TN este lunes, cuando enseñó un intercambio de mensajes que mantuvo con la titular del Senado. “Le digo si quiere que vaya yo mañana a visitarla, ‘me convidas un mate cocido y salgo un poco de acá’ y me dice ‘no prefiero ir yo mañana a Olivos. Mañana estoy yo ahí”, relató el Presidente.

El deseo de la vicepresidenta se cumplió horas después. En un clima de hermetismo, la vice llegó a la residencia de Olivos en las primeras horas de la tarde. Cerca de ambos dirigentes señalaron que el encuentro es, como siempre entre ambos, a agenda abierta pero admiten que la negociación de la deuda ocupan buena parte de las conversaciones entre ambos.

El presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner volvieron a verse las caras personalmente. El último encuentro había sido durante la presentación de la oferta argentina a los acreedores privados, junto a todos los gobernadores.

Según el relato de fuentes oficiales, la vicepresidenta estuvo muy pendiente de la propuesta que terminó de forjar el ministro de Economía Martín Guzmán.

El encuentro se plasmó después del rechazo público a la oferta argentina por parte de grupos de acreedores. También luego de los numerosos apoyos políticos y sectoriales que el Gobierno recogió en los últimos días; por parte de los gobernadores, intendentes, empresarios y la CGT a la negociación que conduce el jefe de la cartera económica.

Este viernes vence el plazo de la oferta que el Gobierno oficializó ante la SEC. El Ejecutivo podría hacer una oferta superadora si recibe un guiño de los acreedores. “Estamos dispuestos a escuchar y a buscar un común denominador”, expresó Guzmán a través de un comunicado.

La vicepresidenta regresó a Olivos tras una semana en la que La Cámpora -la agrupación de Máximo Kirchner- resultó favorecida por los nuevos nombramientos en la ANSES -con el desplazamiento de Alejandro Vanoli- y el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia; además del nombramientos en YPF.

La ex jefa de Estado -que se prepara para sesionar en la Cámara Alta, tras aceptar algunos cambios propuestos por los dirigentes opositores- aportó ruido en los últimos días en la relación entre el Gobierno y uno de sus principales aliados en la oposición en el medio de la crisis por el coronavirus: Horacio Rodríguez Larreta.

Cristina Kirchner apuntó contra el jefe de Gobierno por nombrar al procurador de la Ciudad Juan Bautista Mahiques por presuntas presiones a jueces en la causa del memorándum de entendimiento por Irán. La discusión por las prisiones domiciliarias también generó cortocircuitos entre el albertismo y el kirchnerismo duro. El mandatario admitió que sería uno de los temas de la conversación. Antes de llegar a Olivos, la titular del Senado publicó en Twitter un video que explica su visión sobre el beneficio para presos y hace hincapié en la superpoblación en las cárceles bonaerenses.

También, recomendó escuchar una conferencia de prensa del gobernador Axel Kicillof y sus ministros de Justicia, Julio Alak; y de Seguridad, Sergio Berni.

El Presidente niega siempre cualquier ruido en su relación con la vicepresidenta, quien tomó la decisión estratégica de ungirlo como candidato en 2019. “Estamos muy bien”, recordó este lunes.

Fuente: Clarín

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4142 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager