Repuestos de pantallas para celulares

GSM - Pantallas para celulares

Pese a las mejoras en la resistencia de las pantallas y a la gran variedad en fundas de silicona o protectores de pantalla para nuestros móviles, las múltiples situaciones a las que estás expuestos nuestros smartphones diariamente hacen que la rotura de pantalla sea una de las averías más usuales en estos dispositivos.

La pantalla es uno de los elementos más costosos de los dispositivos, de ahí que su reparación también lo sea. Hay que tener en cuenta que ningún fabricante va a cubrir la reparación de la pantalla, ya que en la mayoría de los casos esta rotura se ha producido por culpa del usuario y no del fabricante, por lo que esta podría ser muy costosa.

Aquí te mostraremos los diferentes problemas y riesgos que puede ocasionar tener la pantalla de nuestro dispositivo rota. Además, te mostraremos cómo saber si se ha roto la pantalla al completo o si sólo ha sido el cristal y lo que deberías hacer para arreglar este problema de la mejor manera.

Riesgos de tener la pantalla rota

Según el diario ABC, en una entrevista que se le concedió a un experto, tener la pantalla rota puede ocasionar daños a la vista, además de cortes con los pequeños cristales que desprende la pantalla.

Daños en la vista

El responsable general del Colegio Nacional de Médicos Optometristas afirmó que la pantalla rota del dispositivo puede generar daños a la vista, ya que la luz azul que este genera cuando está roto es perjudicial para los ojos. Pero que en general  y en circunstancias normales, esta no tendría por qué causarnos daños a nuestra vista.

Pequeños cortes

El gestor de la web de reparaciones de The Phone House afirma que hay algunos peligros en el uso de un dispositivo con la pantalla rota, y es que la rotura del cristal hace que se formen pequeños cristales, que a la hora de pasar el dedo por la pantalla pueden quedarse clavados en ellos.

Además, afirma que estos cristales son muy difíciles de sacar, por lo que habría que tener cuidado si nuestra pantalla se rompe o acudir a repararla lo antes posible. Parece un consejo evidente, pero existen muchos casos donde el uso de dispositivos celulares con la pantalla rota, terminan en una consulta al médico para extraer los pequeños cristales.

Qué problema tiene la pantalla de mi móvil

Las roturas más usuales con las que nos podemos encontrar en las pantallas son tres; que se rompa el cristal, pero siga funcionando correctamente, que se rompa la pantalla y no funcione y que no se rompa el cristal, pero deje de funcionar la pantalla.

La pantalla de los móviles se compone de dos partes: el cristal y la pantalla.

El cristal

En el caso de que lo que se haya roto sea el cristal, verás que exterior de la pantalla se ha roto, pero que por dentro sigue funcionando con normalidad. Uno de los problemas que te puede causar que se te rompa el cristal es que el táctil deje de funcionar o no lo haga como lo hacía antes, pero esto no sucede en todos los casos.

La pantalla

En cambio, si lo que se te ha roto es la pantalla de tu dispositivo, seguramente veas que esta deja de funcionar, que ya no reproduzca imagen, que se vea la pantalla en negro, se distorsione la imagen, se vea solo una parte de la pantalla o quizás te salgan líneas en la pantalla.

¿Cambiar sólo el cristal o la pantalla completa?

Esto depende del dispositivo que tengas, ya que algunos tienen la pantalla y el cristal separados en dos piezas, sobre todo los menos modernos, por lo que podrás cambiar el cristal en caso de que sea este el que se ha roto, ahorrándote el coste de la pantalla completa.

En cambio, los móviles más modernos, como recurso para ahorrar espacio en la fabricación de estos, poseen la pantalla y el cristal unidos en una misma pieza, por lo que en el caso de que se te rompa sólo el cristal, tendrás que cubrir el coste de la reparación de toda la pantalla.

¿Debo reparar la pantalla del móvil?

Cuando la pantalla de nuestro dispositivo se rompe nos encontramos ante dos posibles soluciones, repararla y seguir utilizándolo o comprarnos un móvil nuevo devolver este móvil a su caja por si en algún momento nos es necesario.

Para tomar esta decisión hay que tener muchas variables en cuenta, ya es que no es lo mismo que se te rompa la pantalla del último móvil de alta gama del mercado, el cual te saldría más rentable repararlo, a que sea un móvil que quizás te sale más cara la reparación de la pantalla que el valor del propio móvil.

Si el teléfono tiene más de dos años, deberías plantearte la posibilidad de comprarte uno nuevo, ya que quizás esta opción es más rentable que reparar la pantalla de uno que ya tiene dos años y no sabes cuanto más va a dar de sí. Desde aquí, te recomendamos que, si el precio de la reparación es igual o superior al cuarenta por ciento del valor del dispositivo, deberías tener en cuenta la opción de poner el porcentaje restante y comprarte un dispositivo que tenga características parecidas, pero quizás con mejoras en ciertos aspectos.

¿Dónde acudir para repararlo?

En el caso de que el dispositivo sea moderno y recién comprado, la opción más recomendable, aunque también sea la más cara es llevarlo a la tienda oficial, donde tendrán las piezas originales y te aseguran que el teléfono va a quedar como nuevo.

En cambio, si el dispositivo no es tan moderno, pero aún no es hora de cambiarlo por uno nuevo, te recomendamos que acudas a un tercero, donde también pueden darte un muy buen servicio.

Sino conoces de ningún sitio de confianza para la reparación de pantallas, te recomendamos GSM quienes están altamente especializados en la reparación de pantallas de todo tipo de dispositivos móviles. Te darán un servicio fiable y de calidad para que puedas arreglar la pantalla de tu dispositivo y quede como el primer día.

Comenta

Recomendado.