Radicalismo: Un cáncer social

Radicalismo Político

Por Facundo Olivera Ordeig

Facundo Ordeig 150x150 - Radicalismo: Un cáncer social
Tec. en Gestión Turística y Hotelera. Dirigente de @CimarronesPN. Lista 66. Congesal Nacional (s) por la Juventud del Partido Nacional. Síguelo en Twitter

Radicalismo

El aumento del radicalismo político es un asunto que he mencionado, de una u otra forma, en distintos artículos que se han publicado en este medio, pero siendo realistas, debemos reconocer que esta problemática no es una noticia debido a que casi a diario se pueden encontrar una larga lista de ejemplos que demuestran que nuestra sociedad está fragmentada.

Gran parte de ella, participando de una constante lucha de “ellos” contra “nosotros” en la que sin importar a quién le preguntes, la responsabilidad inicial será del bando contrario pues en las personas adeptas a esta clase de conductas es impensable el concepto de autocrítica.

El problema no se encuentra en el origen ideológico, el problema es que no nos demos cuenta que debemos detener el avance de las conductas radicales en sí mismas y el mejor ejemplo es que en este momento la atención de la opinión pública se encuentra en el joven que lucía una remera de inscripción neonazi junto a Manini Ríos, lo cual es un asunto serio, repudiable y que debería de dar inicio a la correspondiente investigación, pero que al igual que muchos otros sucesos pasará a ser una herramienta política para restar posibles electores de cualquier candidato que no sea el nuestro.

Mientras, como sociedad nos dedicamos a esto, los llamados de atención continuarán surgiendo hasta que en algún momento será demasiado tarde pues lo habremos normalizado y pasará a formar parte de nuestra conducta cívica. Nuestra Democracia nunca más será la misma.

Es urgente que maduremos en lo que respecta a nuestra conducta cívica. No debe importar el hecho puntual, debe importar que el ataque con pintura a una iglesia, que la agresión a una persona por su orientación sexual, que la remera con determinada inscripción o que el discurso de odio son un cáncer que cada día que pasa, nos carcome, y las dos preguntas son ¿hasta cuándo lo permitiremos? y ¿qué harás para cambiarlo?

Tec. Facundo O. Ordeig.

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4143 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager