Policías que rescataron personas del Panamericano podrían ser sancionados

El pasado jueves el conocido edificio Panamericano del Buceo sufrió un incendio en el sexto piso que exigió la evacuación de la totalidad de los habitantes del inmueble.

La situación fue alertada a través del 911, por lo que el primer grupo en acudir fue el GIR, el Grupo de Intervención Rápida de la Policía, que son quienes se dedican a asistir en situaciones de riesgo de vida. Se encontraban en la zona del Antel Arena por lo cual llegan en menos de diez minutos al lugar.

Al llegar se encuentra con una pequeña dotación de bomberos, según indica Telemundo un camión de las mas pequeños del destacamento y tres funcionarios abocados a apagar las llamas, por lo cual deciden intervenir y comenzar el rescate de las personas en peligro.

Lo funcionarios policiales subieron y bajaron los 17 pisos del edificio por las escaleras alertando y solicitando el desalojo, además de trasladar a quienes se encontraban imposibilitados de hacerlo por sus propios medios.

Estos ocho jóvenes de entre 20 y 30 años, indican que en la urgencia por asistir a a las personas olvidaron informar que iban a actuar, centrándose en el rescate de por el ejemplo el nieto del dueño del apartamento en llamas.

Según informa Telemundo luego tuvieron que bajar al dueño del apartamento 604, ”un hombre de más de 80 años y 100 kilos de peso que además por ser parapléjico requirió que lo bajaran por la escalera cuatro hombres, a mitad de camino tuvo un paro cardíaco, le realizaron reanimación manual en la escalera y lograron reanimarlo, después vino el rescate de la hija de este hombre y la enfermera que lo cuidaba.”

También rescataron a cuatro personas del séptimo piso y tres perros.

Los funcionarios policiales no contaban con tanque de oxigeno ni entrenamiento para rescate, uno de ellos permaneció internado para su recuperación.

El Ministerio del Interior se plantea sancionar a los funcionarios por no notificar que planeaban actuar. Según indican familiares de las personas rescatadas, los funcionarios de GIR marcaron una diferencia al actuar entre la vida y la muerte de sus seres queridos, solicitando se los reconozca en lugar de sancionarlos.

Comenta