Policía en estado crítico tras golpe a comisaria en Argentina

Rocío Villarreal
Se trata de Rocío Villarreal. Los médicos explicaron que está estable, pero su pronóstico es delicado porque tiene heridas en varios órganos vitales.

Rocío Villarreal, la sargento atacada a tiros junto a sus compañeros en una comisaría de San Justo, fue trasladada al Centro Médico Integral Fitz Roy después de haber sido operada en el hospital Paroissien, de Isidro Casanova, por los balazos que recibió. Los delincuentes que le dispararon entraron vestidos de policías para liberar a un preso y protagonizaron un violento enfrentamiento con los oficiales de guardia.

Según aclaró el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, la joven de 25 años sufrió dos heridas. Una en el brazo, con entrada y salida, y otra en el abdomen, en donde el proyectil permaneció. Ante la gravedad de su situación, fue intervenida quirúrgicamente dos veces. Ahora se encuentra estable, pero en estado crítico.

“Tuvo lesiones en varios órganos vitales, como el hígado, el riñón y el pulmón. Está consciente y pudo hablar lo necesario. Pero está internada en terapia intensiva y su estado delicado”, aseveró el jefe de Guardia del Fitz Roy, Pablo Mollietty, en diálogo con TN.

“Hay que estar muy alertas a su estado, porque en cualquier momento puede surgir una hemorragia. Aunque por ahora no requiere otra cirugía, nunca se sabe con este tipo de heridas”, adelantó el doctor. A su vez, confirmó que hubo una lesión

El golpe a la comisaría fue cerca de las 5 de la mañana. Un auto estacionó frente al lugar, ubicado en la calle Villegas al 2400, y cuatro hombres armados, vestidos con chalecos y gorras de policía irrumpieron en la seccional.

La primera persona con la que se cruzaron fue la sargento Villarreal, que estaba de guardia. “Le tiraron a matar”, remarcó a TN el jefe de la fuerza bonaerense.

Entre los detenidos en el lugar hay integrantes de la barra brava de Almirante Brown y es por eso que una de las hipótesis que manejan es que el golpe haya tenido por objetivo liberar a esos hinchas, aunque tampoco descartan todavía que haya sido para robar armas. Los sospechosos habrían escapado en un vehículo Gol Trend color gris.

La sargento baleada vive en Isidro Casanova y es mamá de una beba de tres años. En 2013, cursó sus estudios como cadete de policía en la escuel Vucetich y al año siguiente empezó a prestar servicios en la Jefatura Distrital Este de La Matanza.

Después pasó a integrar el Grupo de Apoyo Departamental, en el mismo partido. Desde agosto de 2016, trabaja en la dependencia de San Justo. Al momento de ser atacada, no llevaba puesto el chaleco antibalas porque cumplía tareas dentro de la comisaría.

Fuente: TN

Comenta