Pisoteado por un elefante y devorado por una manada de leones: la escabrosa muerte de un cazador furtivo

Una manada de leones devoró a un cazador furtivo de rinocerontes después de que un elefante lo pisotease y acabase con su vida en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, el martes, según recoge el medio británico BBC.

Los compañeros y cómplices de la víctima acudieron a sus familiares para contarles lo que había pasado; fueron ellos quienes avisaron al guardaparques. De inmediato, un grupo de búsqueda se puso en marcha para encontrar el cuerpo, pero al final solo logró dar con un cráneo humano y unos pantalones el jueves.

El gerente del parque extendió sus condolencias a la familia del fallecido y advirtió de que «entrar al Parque Nacional Kruger ilegalmente y a pie no es prudente; tiene muchos peligros y este incidente es una muestra de ello».

A pesar de ser un lugar muy apreciado por los turistas que viajan a Sudáfrica, el Parque Nacional Kruger arrastra desde hace tiempo un problema con la caza furtiva: muchos cazadores se cuelan de forma ilegal para hacerse con cuernos de rinoceronte, muy demandados en el mercado asiático.

El sábado, las autoridades aeroportuarias de Hong Kong se incautaron de la mayor cantidad de cuernos de rinoceronte en cinco años, valorados en más de dos millones de dólares.

Fuente: ABC

Comenta