Persiguieron tres horas y capturaron a un buque chino que pescaba ilegalmente en el Mar Argentino

Hong Pu 16

Pesca ilegal

Luego de una persecución de tres horas, un patrullero oceánico de la Armada logró detener a un buque chino que estaba pescando ilegalmente en el Mar Argentino a la altura de Puerto Madryn y tenía en sus bodegas unas 300 toneladas de pescado congelado.

En la madrugada de este lunes, el ARA “Bouchard” descubrió al barco potero “Hong Pu 16” especializado en la captura de calamares con su sistema de identificación automático apagado, sus luces de pesca encendidas y sus equipos desplegados pese a no contar con permiso para esa actividad en la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA).

Luego de ignorar reiterados intentos de comunicación por radio y señales luminosas para que permita la inspección correspondiente, el buque extranjero aumentó su velocidad e intentó huir hacia aguas internacionales, consignó la Armada en su portal oficial de noticias.

Además, el “Hong Pu 16” realizó permanentes cambios de rumbo buscando refugio entre la flotilla de pesqueros de distintas banderas que se encontraba en la milla 201, donde termina el Mar Argentino.

El “Bouchard” continuó la persecución y luego de tres horas logró que la embarcación china detuviera su marcha.

Al ser inspeccionado por el personal de Visita, Registro y Captura (VRC) junto con un agente de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, verificaron que el buque infractor llevaba 700 kilos de pescado fresco y 300 toneladas congeladas en sus bodegas.

El ARA “Bouchard”, que zarpó de la Base Naval de Mar del Plata el jueves, había dado apoyo al guardacostas “Fique” de la Prefectura Naval para capturar un día antes a otro buque ilegal.

En ese operativo detuvieron al pesquero portugués “Calvao”, que fue acompañado por el guardacostas al Puerto de Bahía Blanca.

La semana pasada, efectivos de la Prefectura persiguieron a otro buque chino dedicado a la captura de calamares en la ZEEA a la altura de Puerto Madryn.

Ante la alerta, la embarcación extranjera “apagó sus luces de pesca e inició su navegación hacia aguas internacionales, sin responder a los permanentes llamados por distintas frecuencias del servicio móvil marítimo, por lo que se inició su persecución”, informó Prefectura.

Tras varias horas se dio por finalizado el operativo “con el fin de resguardar la vida de las tripulaciones de ambas embarcaciones” debido a las condiciones climáticas adversas.

Algunas actividades parecen no entender de pandemias o de cuarentenas. La organización Greenpeace alertó el jueves último de “la entrada ilegal de casi 100 buques pesqueros del este asiático a la Zona Económica Exclusiva Argentina”, que “venían tras la pesca de calamar”.

Estas embarcaciones “pueden llegan a capturar 50 toneladas por noche y algunos barcos pueden llegar a medir hasta 70 metros de eslora”, señaló Greenpeace en un comunicado.

Fuente: Clarín

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4154 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager