Pateó un penal, metió el gol y se rompió la cadera

El triunfo del Porto 3 a 2 sobre el Braga, por la liga portuguesa de fútbol, dejó como saldo una de las lesiones más insólitas que se recuerden en la historia del fútbol. Alex Telles, luego de marcar el empate transitorio para los Dragones Azules, tuvo que ser reemplazado por una molestia inusual.

El Braga, tercero en la tabla, se adelantó en el minuto cinco gracias a un gol del delantero Wilson Eduardo, que aprovechó un error defensivo y un mal despeje de Iker Casillas. En el minuto 27 empató el delantero brasileño «Tiquinho» Soares, pero en el inicio de la segunda mitad fue el extremo brasileño Murilo quien puso de nuevo en ventaja a los locales.

Sin embargo, a pesar de la buena cantidad de goles, el momento más extraño llegó a los 24 minutos del segundo tiempo. Telles se hizo cargo de patear un penal para tratar de empatar de manera transitoria el partido. El defensor brasileño agarró la pelota, se paró de frente al arco y conectó un remate preciso.

Pero cuando pisó después del remate, en su intento por festejar la igualdad, el futbolista se lesionó la cadera. No pudo seguir jugando.

Pocos minutos después, ya sin Telles, Soares, otra vez, metió el tanto del triunfo, también de penal. Todos sus compañeros, cuando terminó el partido, fueron al banco de suplentes a abrazar al jugador lesionado y le dedicaron el triunfo.

Fuente: Tn

Comenta