Padre que denunció al MIDES fue enviado a prisión por vender cosas robadas

Gustavo Castellini se hizo conocido cuando denunció ante cámaras de televisión que el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) le había negado refugio a él y a su hijo cuando vinieron de Salto a Montevideo.

Tiempo después, Castellini volvió a aparecer en televisión pero por protagonizar un dramático episodio de violencia doméstica contra su pareja, y donde tomó de rehén a sus dos hijos.

Hasta ese momento tenía en su haber 22 anotaciones policiales y había sido procesado con prisión en cuatro oportunidades: dos por hurto (uno especialmente agravado), una tentativa de rapiña y otra tentativa de hurto.

En el caso de violencia doméstica la Justicia especializada de Familia le colocó una tobillera electrónica para su vigilancia y evitar así que se acercara nuevamente a su ex pareja y a los niños.

Después de eso Castellini volvió a delinquir, una vez más.

El pasado lunes la Justicia de Salto resolvió enviarlo a la cárcel por receptación especialmente agravada, haciendo lugar al pedido de la fiscal Mirna Busich.

Castellini, que tras los violentos incidentes en Montevideo volvió a Salto, fue denunciado por ofrecer y pretender vender objetos que habían sido robados de una obra en construcción.

Fue detenido por la Policía con una carretilla, palas, herramientas y tachos de pintura que habían sido robados.

La Fiscalía formalizó el caso ante la Justicia y se determinó una pena de seis meses de prisión. Sin embargo y pese a los antecedentes, se le impuso solo un mes de prisión efectiva y cinco meses de libertad vigilada debiendo presentarse tres veces por semana durante dos horas a la Seccional policial más próxima.

Fuente: Subrayado

Comenta