Organizan marcha exigiendo un picódromo en Santa Lucía

Crece la expectativa de un grupo de jóvenes amantes de las motos, de contar con un espacio para practicar las “picadas” en la ciudad de Santa Lucía. Este sábado 9 marchan a las 22 horas frente al Cementerio.




“Arrancamos en el cementerio de Santa Lucía, todos juntos movilizados por las calles, hasta llegar al puente viejo”, dice la invitación, que llegó a los medios.

“La idea es que se haga un Picodromo es para no molestar a nadie y a los vecinos”, comenzaron diciendo los jóvenes que fueron entrevistado por CC Portal, quienes son asiduos participantes de las conocidas “picadas” que se organizan en Santa Lucía y otras zonas del departamento.

La Intendencia anunció operativo

La Dirección de Tránsito de la Intendencia, informó el pasado lunes en conferencia de prensa, que está abierta a la posibilidad que se presente un proyecto para crear otro lugar, además del ya existente como es el Autodromo de El Pinar, para realizar carreras pero bajo condiciones regidas por las normas correspondientes. El gobierno departamental aportaría un predio para dicho proyecto. Con esta posibilidad están a fin los jóvenes, quienes manifestaron: “si a alguien le interesa y nos quiere dar una mano, no habría problemas. Estamos dispuestos a escuchar opciones.”




CanelonesCiudad Portal dialogó con jóvenes que habitualmente participan de las picadas callejeras, quienes proponen la creación de un Picodromo.

Protagonistas de la picadas
Quienes concurren habitualmente los viernes en Santa Lucía, dicen que reconocen las molestias que causan en la vía pública. “Por eso le presentamos a la Intendencia el proyecto del Picodromo, porque nos serviría a las dos partes. No molestar a la gente y nosotros poder hacer lo que nos gusta tranquilamente”, precisaron.




También saben que lo que hacen sin las medidas de seguridad necesarias “es una actividad de riesgo y es por eso que pedimos el Picodromo. No queremos, lastimar a una familia que venga de pasear, por ejemplo. Tenemos conciencia de esos riesgos”. Uno de los entrevistados aseguró: “desde que me he presentado en las picadas nunca he visto un accidente”.

El combate contra las picadas se ha instalado y es un tema preocupante para las autoridades departamentales. En tal sentido, en las últimas horas se anunciaron medidas para atacar la circulación de vehículos cuyos conductores transitan en condiciones irregulares. Los protagonistas de estos eventos callejeros saben que los operativos están latentes y en cualquier momento pueden instalarse. “Cuando viene la Policía y los Inspectores se termina todos. Por algo es ilegal”, admiten.

“En Santa Lucía son más de mil personas las que participan. No somos treinta gurises que nos ponemos a hacer ruido con las motos. Se junta mucha gente que viene de todos lados, no solo de Canelones y Santa Lucía. Vienen de Montevideo, Las Piedras, Progreso, San Antonio, Cerrillos y San José ”, cuenta un joven del grupo. Otro de los muchachos en la conversación agrega, “Santa Lucía es el mejor lugar (Av. Sarandí y el puente viejo) y donde hay menos tránsito desde que construyó el puente nuevo. No hay casas alrededor, por más que se pueda escuchar el sonido de los motores a lo lejos”.



Motos en qué estado. “Las de nosotros tienen luces, frenos, espejos, las miras y decís quizás que no son para correr”, afirman. Pero reconocen que otros birrodados “son chatarras, no valen dos pesos. Las preparan especialmente para eso”.

¿Porqué no van al Pinar?
Los jóvenes de Canelones argumentaron cuales serían las causas por las cuales no concurren al Autodromo de El Pinar. “A El Pinar de acá de Canelones son 50 km, después son $300 para la entrada y $200 para anotarte y solo para correr solamente media hora”, explicaron.

Consideran que no es el lugar en el que se siente cómodos por las características de sus motos, que no estarían tan preparadas como las que se ven en El Pinar. “Ahí viene mucha gente con plata y con motos que andan mejor. Ir ahí es al pedo”.

Inversión
La inversión que, según narraron, en sus motos les demanda “tiempo y dinero. Depende de lo que vayas a armar. Para una buena moto, gastas unos $30.000 al toque. Pero como andamos nosotros, que no son bien preparadas gastamos unos $10.000”. “Una moto 200CC bien armada, capaz que 135 o 140 km/h te levanta”, dijeron sobre la velocidad que pueden alcanzar, cuando “pican” en la calles durante los fines de semana.




El riesgo no es una excusa para dejar de ser activos participantes de carreras ilegales. “Nosotros siempre vamos tranquilos con las motos prolijas y así no va a pasar nada. Si vas a pensar en que puede pasarte algo, no vas a correr nunca. Si te vas a matar, va a ser a 20 o 30 km/h también”, manifiestan.

En el mundo de las picadas hay diferentes realidades en cuanto a cómo circulan cada uno de los protagonistas que practican esta actividad en la vía pública, “Casi nadie tiene Licencia de Conducir y la mitad son menores”, comentaron.

La presencia de los Inspectores de Tránsito y la Policía es el detonante de rechazo porque aducen que “por estar ahí ya te multan y todo el mundo dispara”. Por último expresaron “lo hacemos por deporte y por competir hasta en ver quien arma mejor la moto”.

Fuente: Canelones Ciudad

Comenta

Recomendado.