Niños de Casavalle desarrollan y venden microorganismos eficientes nativos, que podrían utilizarse para tratar aguas residuales y más

Microorganismos eficientes. Suena algo muy lejano, algo que inventarían, como de hecho pasó, en Japón. Pero también se trabajan aquí, en Casavalle. Hasta se desarrolló una cooperativa para venderlos. Y todo lo impulsan niños en edad escolar.

Fue en la escuela 319 de Casavalle donde se trajo este producto y se lo adaptó, con lo que se crearon los microorganismos eficientes nativos o MEN. Llamaron la atención hasta de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, la ANII, que aportó financiamiento para llevar el experimento a una nueva etapa.

Hoy por la tarde, en otra escuela, la 141, se lanzará un primer ensayo que buscará evaluar el éxito que los MEN tienen para el compostaje de residuos orgánicos. Una decena de ensayos se realizarán con la contribución del Programa Huertas en Centros Educativos.

¿Cómo de un trabajo escolar se llega hasta aquí? Para conocer más de este proyecto, En Perspectiva recibió en estudios al maestro Federico Mesa, actual director de la escuela 319.

Fuente: En Perspectiva

Comenta