Ministros participan hoy del Plenario por el TLC con Chile

Puerto Chile
Las mayorías en el FA están ajustadas y hay incertidumbre sobre resultado.

Aunque no integran formalmente el Plenario Nacional, algunos de los ministros pidieron concurrir hoy cuando se trate el Tratado de Libre Comercio con Chile. Se espera una sesión discutida, donde las mayorías para apoyar el acuerdo o rechazarlo parecen estar muy ajustadas.




El que seguirá en primera fila el debate es el canciller Rodolfo Nin Novoa así como el ministro de Trabajo Ernesto Murro, según se comunicó ayer en la Mesa Política y dijeron las fuentes consultadas a El País. El organismo definió que puedan concurrir y hablar sobre el te-ma, a pesar de que no integran formalmente el ámbito que está compuesto por delegados de sectores, legisladores, intendentes, la presidencia del Frente encabezada por Javier Miranda y la vicepresidenta Lucía Topolansky (MPP).

El Plenario está dividido en dos: los que apoyan el acuerdo firmado por el presidente Tabaré Vázquez en octubre de 2016 y los que lo rechazan. Claramente entre los sectores (85 miembros), la mayoría está por respaldar. Así decidieron el Movimiento de Participación Popular (18 delegados), el Frente Líber Seregni (13 representantes), el Partido Socialista que cuenta con 10 y la Vertiente Artiguista con tres integrantes y Baluarte Progresista con uno.

Anoche también circulaba la versión de que en el MPP pretendían junto al astorismo que el tema no fuera definido por el Plenario, sino por la bancada. Por lo que no se descarta el pedido de un cuarto intermedio o la falta de una definición por ausencia de quórum en el Plenario. Si se definiera el tema en la bancada, se asegurarían las mayorías para aprobar el acuerdo comercial con Chile.

En contra del TLC están el Partido Comunista y el Fidel (12 integrantes), la Lista 711 (5), Casa Grande (4), el Partido por la Victoria del Pueblo (2) y la Liga Federal (4). El sector de Constanza Moreira (Casa Grande) —del que forma parte Alberto Couriel— es uno de los que más campaña hizo en contra del acuerdo y fue el que pidió que el tema se definiera en un Plenario, cuando anunció una recolección de firmas para hacer una consulta entre los frenteamplistas.

Entre las bases (85) la mayoría se inclina por rechazar la firma del acuerdo. Así se definieron buena parte de las coordinadoras en Montevideo que totalizan 41 delegados y Canelones (10). Sin embargo, las posiciones en el interior están bien divididas y pueden terminar de definir a favor del acuerdo.

A su vez, junto con la definición acerca del TLC, el máximo órgano de la coalición debe resolver si mandata a los legisladores a votar el proyecto de ley que está a estudio hace meses en el Parlamento. En esta posición están el Partido Comunista y Casa Grande, pero en la vereda de enfrente se ubican los astoristas y el MPP por lo que no hay votos para aprobar. Esto, debido a que se requiere una mayoría especial de dos tercios del Plenario para poder aprobarse, explicaron las fuentes consultadas por El País. Por su parte, los comunistas adelantaron que respetarán lo que resuelva el Plenario Nacional, sea cual sea el resultado de la votación en relación al TLC.

Para evitar cortocircuitos internos, en las últimas horas Miranda reunió a varios sectores con el objetivo de preparar lo que será el Plenario de hoy. Sin embargo, no hubo consenso como para llevar una posición común que permitiera evitar hoy un largo debate.

Además de la definición concreta sobre el TLC, el Plenario debe aprobar un documento de inserción internacional elaborado por el subsecretario Ariel Bergamino, el presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio (Carifa) José Bayardi, el delegado de Casa Grande Gustavo Buquet y el director del Sistema de Cuidados Julio Bango.

El MPP definió ir por la postura uno del documento que indica que de ahora en más solo se utilicen los criterios de listas positivas para negociar acuerdos bilaterales, ya que el de listas negativas implica que todo lo que no se especifica está incluido dentro del acuerdo. En esto tiene coincidencia con el Partido Comunista.

En tanto, además del TLC el Plenario debe fijar posición sobre Tratado de Patentes (TCP). Sobre este aspecto no hay tantas diferencias, aunque también hay resistencias de parte de Casa Grande y comunistas.



Sendic, Crítico.
El exvicepresidente y líder de la Lista 711 Raúl Sendic se mostró crítico con la forma en que la Cancillería negoció el acuerdo con Chile. Así lo hizo en una charla sobre política internacional de su sector celebrada el jueves por la noche.

Según dijo, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) pasó a ser un organismo que establece determinados controles y “ha trabajado poco sobre perspectiva (…) recién en los últimos años se ha intentado eso y todavía estamos en veremos”.

Además opinó que “tampoco hay una política bien definida sobre el plan internacional del país. No hay una estrategia. Hemos respondido a iniciativas que vienen de afuera. Es evidente que la iniciativa de este TLC no fue de Uruguay”, subrayó el exvicepresidente.

Sobre la forma en que se negoció el acuerdo por parte del gobierno del presidente Tabaré Vázquez, sin conocimiento de la bancada, acotó: “Primero lo negociamos y después vemos si nuestras tropas están con nosotros y las dejamos colgadas”.

La batalla de sector de la senadora Moreira
Casa Grande, el sector de la senadora Constanza Moreira, encabezó una campaña contra la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile.

Así lo hizo desde el primer día, cuando propuso en la Mesa Política que fuera el Plenario que definiera sobre la aprobación parlamentaria del proyecto de ley.

Como no tenía el respaldo del resto de los sectores, Casa Grande se puso al hombro una recolección de firmas para solicitar el ámbito y en ese momento se definió la convocatoria del máximo organismo dentro de la coalición.

En los últimos días, el sector realizó una campaña de comunicación mediante la difusión de videos explicando las razones por las que se considera que no es conveniente para Uruguay este tipo de acuerdos comerciales como el negociado.

Fuente: El País Uy



Comenta