Lo único seguro es la inseguridad.

Por Matías Barreto

Matías Barreto 150x150 - Lo único seguro es la inseguridad.
Miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado. Agrupación #EsAhoraMontevideo de la @lista305 sector #Batllistas.

El aumento de la criminalidad y la violencia es el mayor desafío para el futuro del Uruguay: el incremento de los homicidios, hurtos y rapiñas, las explosiones de cajeros electrónicos, los enfrentamientos entre bandas de narcotráfico, etcétera, son temas de todos los días.

A pesar de ello, el gobierno parece estar más preocupado por la seguridad de sus cargos que de la seguridad de los uruguayos.

En la primera mitad del año 2018 los homicidios en nuestro país aumentaron 66,4% con respecto al mismo periodo del año pasado, y aunque esto preocupa a todos, no se han visto señales claras de las autoridades nacionales de querer revertir la situación, quizá por miedo a perder votos, quizá por incapacidad, no lo sé.

Este tema sin lugar a dudas será central en las próximas elecciones nacionales, y como bien señala Julio María Sanguinetti “quien desee presidir al país, debe saber que una de sus principales responsabilidades será convertirse en el primer policía y en el primer soldado, como jefe supremo de los servicios de seguridad del Estado.”

Son muchas las medidas que se pueden aplicar para tener un país más seguro.

En cuanto a la policía se debe restablecer el principio de autoridad, dándole mayores garantías para actuar, mejorar la enseñanza para que sean cada vez más profesionales y estén mejor entrenados,reintegrarles las potestades para investigar los delitos y generar una mayor conexión entre las comisarías y los policías con la comunidad.

También resulta primordial mejorar la gestión en el Ministerio del Interior al cual se le ha incrementado considerablemente el presupuesto pero no ha logrado mejores resultados, sino todo lo contrario.

Otro punto muy importante es mejorar la situación de las cárceles para garantizar una efectiva rehabilitación que permita la reinserción en la sociedad del ex recluso para evitar la actual situación donde el 65% de los liberados reincide.

Se debe poner a la víctima del delito y a su familia en el centro de protección, brindándole todo el apoyo del Estado.

Pero el delito no es el único problema de la inseguridad, por eso es necesario buscar soluciones integrales e interinstitucionales, en ese sentido es fundamental el rol de la educación, sobre todo en materia preventiva del delito y de la violencia, mediante el inculcamiento de los valores fundamentales de convivencia, lo cual hoy en día no se está logrando.

Cómo ven hay una grave deficiencia del Estado en políticas de seguridad ciudadana y hay mucho por hacer, este es un problema que no puede esperar más, los uruguayos necesitamos soluciones, no más mentiras ni maquillaje de la realidad, todavía estamos a tiempo, más adelante quien sabe.

Comenta

Recomendado.