Llamó a la Policía de Rivera porque tenía hambre

Hay momentos en la vida que uno debe frenar un instante y pensar si realmente está todo bien y la respuesta enseguida surge para darnos cuenta que hay muchas personas que realmente están atravesando por situaciones realmente difíciles, hasta el punto de llamar a la Policía diciendo “hace dos días que no como, tengo hambre y necesito ayuda”.




No es una historia de telenovela, es un hecho real que sucedió en Rivera dónde, Carlos, un tacuaremboense de 57 años de edad, que desde los 24 años reside en Rivera, a las 2 de la madrugada del viernes 27 de abril llamó al 911 a la Mesa Central de Operaciones de la Jefatura de Policía de Rivera solicitando ayuda porque no tenía nada para comer y tenía mucha hambre.

Inmediatamente un móvil se constituyó en la casa del hombre, verificando la situación, la cual era tal cual Carlos la había relatado telefónicamente, motivo por el cual en primera instancia fue llevado al Hospital de Rivera para verificar cuál era su estado de salud y posteriormente nuevamente fue llevado a su domicilio, dónde los Policías actuantes de su propio bolsillo le compraron alimentos para amenizar la situación.

Enterados de la situación, en representación de Grupo A Plateia también nos hicimos presente en la casa de Carlos, quién amablemente nos recibió y nos relató su triste actualidad, pero solicitó no aparecer públicamente, lo cual sin dudas respetamos, manifestándonos en la oportunidad que por muchos años tuvo almacén y ayudó a muchas personas, indicándonos también que pago los impuestos de su comercio sin atrasos hasta marzo del año 2017, dónde desde esa fecha hasta la época lo “aplastó una bola de nieve”, según sus textuales palabras.



Es un hombre con estudios, muy bien informado y cuándo estuvo bien económicamente por ejemplo colaboró económicamente y colocando mano de obra para la construcción de una oficina pública en pro de la comunidad.

En una extenso y amplio dialogó nos contó “paso por paso” de cómo llegó a esta situación, dónde dice que le gustaría poder conseguir un trabajo para poder solventarse sin necesidad de molestar a absolutamente nadie.

Entre lo que conversó con A Plateia en español, manifestó que tiene un comprobante del Banco de Previsión Social (BPS) en el cual se informa que actualmente no percibe ningún ingreso, pero que el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) no le brinda una canasta de apoyo, porque en la Dirección General Impositiva (DGI), figura que posee una empresa, pero que paradojalmente en la DGI no la puede dar de baja si no paga lo que debe, pero la realidad indica que si no tiene dinero ni para comer, mucho menos para abonar una deuda al estado y tal cual nos indicó se encuentra en un camino que parece “no tener salida”.




Es la triste situación por la cual atraviesa un habitante del departamento de Rivera, un hombre que siempre ayudó, pero que hoy necesita ayuda, a tal punto que el hambre lo llevó a llamar a la Policía de Rivera para pedir algo para comer porque se sentía realmente mal.

Fuente: A Plateia

Comenta
Loading...