Le fracturó un brazo a su beba y la mordió porque ”lloraba mucho”

Foto: Pixabay

Una pareja de Durazno fue formalizada a pedido de la fiscal, Ana Lema, por violencia doméstica contra su hija, una beba de poco menos de dos meses.

La mujer fue formalizada por reiterados delitos de violencia doméstica agravado por cometerse contra un menor de edad; mientras que el hombre fue hallado autor de un delito de omisión a los deberes inherentes a la patria potestad.

EL CASO. Los hechos se remontan al pasado 4 de enero, cuando al Hospital de Durazno llegó una beba, de un mes y quince días con un hematoma en la mejilla y varias fracturas.

Entonces, comenzó una investigación, que provocó la citación del núcleo familiar de la pequeña, así como la de sus padres, ahora imputados.

El forense dijo ante la fiscal que la niña tenía fracturas “viejas”, que nunca habían sido atendidas y que, eran lesiones propias de maltrato infantil, según se recoge en el dictamen fiscal. Ante esta información, la pequeña fue ingresada a un hogar del INAU y luego derivada a una familia de acogida.

La madre de la niña fue sometida a una pericia psicológica y declaró: “Yo desde que era bebita la maltrataba. Le pegaba, no me sabía controlar con ella”.

Después, agregó, que le pegaba en todo el cuerpo con la mano porque “no se sabía controlar como madre”. “Yo me desbordo con ella. Yo no sé controlarme con ella. Está en INAU por culpa mía porque yo la rasguñé”.

Además, explicó que ella fue quien le fracturó el brazo porque estaba llorando mucho. “No me supe controlar, me desbordé y la agarré fuerte”.

Respecto al hematoma en la cara confesó que la mordió, pero mintió cuando le preguntaron en el hospital. “Tendría que haber pedido ayuda y no pedí”, indicó.

La perito, por otra parte, señaló que “la dinámica de pareja es altamente violenta” y que el padre de la niña “no da cuenta de la gravedad de los hechos y de la situación de riesgo para su hija”.


Redes de cobranza favorecidas por explosiones de cajeros


Fuente: Telenoche

Comenta