Larrañaga: los “1.500 presos más” que hay “no fueron a la cárcel y tocaron la puerta”

Remarcó que "es inadmisible ponerse a dudar de cifras validadas por profesionales" y recordó que "es el mismo equipo que desde hace 11 años lo cuenta con la misma metodología y con el mismo director".

Jorge Larrañaga

Seguridad

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, hizo un balance a casi un año del inicio de su gestión, defendió las cifras en la baja de delitos y dijo que los “1.500 presos más” que hay “no fueron a la cárcel y tocaron la puerta”.

Luego de que el pasado 7 de febrero, la cartera reportó la baja de los principales delitos en once meses de gestión (hurtos, homicidios, denuncias por violencia de género y abigeato), algunos integrantes de la oposición pusieron en duda esas cifras. En diálogo con “Justos y pecadores” (radio Uruguay), Larrañaga remarcó que “es inadmisible ponerse a dudar de cifras validadas por profesionales” y recordó que “es el mismo equipo que desde hace 11 años lo cuenta con la misma metodología y con el mismo director”.

Además señaló que “si así no fuera, estaríamos ante el colmo de que los policías no denunciaran los delitos”.

“La baja de los delitos es consistente, indiscutible y un camino claro en el cual hemos avanzado (…) Tendremos que seguir trabajando muchísimo más, porque nunca en la vida nos ganó el conformismo”, agregó.

Respecto a si la pandemia del coronavirus ayudó a bajar los delitos por la reducción de la movilidad, contestó: “No estoy en condiciones de decir que no influyó en nada, tampoco estoy dispuesto a a aceptar que se exprese que la reducción de los delitos fue por la pandemia”.

“La inmovilización social más importante fue entre el 13 de marzo y el 14 de abril. Después el movimiento fue prácticamente normal. Prueba de ello es que tenemos 1.500 presos más en el mismo período de tiempo que el año pasado. Esos 1.500 presos más no fueron a la cárcel, tocaron la puerta y dijeron: ‘Queremos entrar'”, añadió.

Asimismo hizo hincapié en que “en muchas ciudades de Estados Unidos, México, Brasil y Argentina los delitos crecieron” durante la pandemia.

“Los delincuentes no usaron tapabocas por la pandemia, si no para esconderse. No hicieron cuarentena”, sumó.

Larrañaga también valoró el trabajo de la policía durante su casi primer año de gestión, ya que estuvieron en otros “frentes además de la lucha contra la delincuencia”. Allí recordó que tuvieron que trabajar en evitar aglomeraciones y también durante los días de frío polar para que personas sin hogar no duerman en las calles.

Cerrará la cárcel de Trinidad y planean hacer lo mismo con otras

Larrañaga reconoció que la situación en las cárceles es “complicada” a pesar de que “son situaciones contra las que se vienen accionando desde el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). Dijo que uno de los principales inconvenientes es el “hacinamiento” y por eso necesitan construir más cárceles porque “lo que pasa ahí, después pasa en la sociedad”.

El ministro detalló que de cada 10 personas que salen de la cárcel hay 6,5 que vuelven a reincidir, y eso hay que cambiarlo porque de lo contrario “es un espiral interminable”.

Por otra parte, Larrañaga informó que cerrarán la cárcel de Trinidad y trasladarán los presos a Florida. El ministro explicó que en Trinidad, al igual que en Artigas, Tacuarembó y Treinta y Tres, las cárceles “están en las propias jefaturas” y eso motiva “preocupación”. “Vamos a cerrarlas y reubicarlos o construir otras”, afirmó.

Fuente: El PaísUy

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4100 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager