“La próxima no lo pienso: lo limpio”, dijo una comerciante que detuvo a un ladrón a punta de revólver

Patrullero Uruguay

Sacó un revólver de su cintura y le apuntó a la cabeza. Así la comerciante Patricia García evitó ser robada por un hombre que la sorprendió y le exigió dinero, en la vereda de su panadería ubicada en Gral. Artigas entre Emilio Roselli y Sur en la ciudad de Nueva Palmira, en la madrugada del pasado 11.



Consultada por el portal El Eco relató que apenas pasada las 4 de la madrugada, “a eso de las 4.10 –porque a las 5 ya se abre la panadería-, salgo a la vereda con un balde y una escoba, y cuando me agacho para apoyarlo en el piso, veo una sombra a mi costado y un hombre que a cara descubierta me dice ‘quiero plata’. Entonces disimuladamente saqué el arma que tenía en la parte de atrás de la cintura, y le apunté a la cabeza. Salió disparando hasta la esquina de la calle Emilio Roselli donde otro con capucha lo esperaba, se fueron para el lado del barrio Asencio”.

Ahí no quedó todo. Ante esta situación, “abandoné la limpieza de la vereda y entré a la panadería. Y a eso de las 4.30 horas, dos hombres encapuchados -no sé si eran los mismos-, con una barreta o un palo, querían abrir la puerta del garaje del vecino frente a la panadería; entonces salí a la puerta con el arma en la mano, los miré, y cuando me vieron se fueron”, recordó.


Sostuvo que “era obvio que vinieran a querer robarme, porque ya lo hicieron estos días acá a la vuelta (finca de Margarita Carbone) y a media cuadra” (finca de Ignacio Sobot). Esa es la razón por la cual “desde hace un mes que vengo con el arma. Es que la gente está cansada. No sabes con qué te vas a encontrar”.



Según García, es por eso que “la gente se está armando, y no va a pasar mucho tiempo de que suene el gatillo, porque lo limpias o te limpian”. Advirtió que de suceder algo similar, “en la próxima no lo pienso, lo limpio”.
Por los hechos registrados en esa zona de la ciudad, “los vecinos creamos ahora un grupo de WhatsApp para avisarnos ante algo sospechoso. Para estar alertados”, señaló.

Fuente: El Eco

Comenta