La nena argentina que buscaban desde el domingo fue hallada dentro de una bolsa

La peor de las hipótesis del paradero de Sheila Alejandra se confirmó. Tras una intensa búsqueda de cuatro días, la nena de 10 años fue encontrada muerta en la casa de uno de sus tíos. Aparentemente, el cuerpo estaba escondido dentro de una pared.

“La encontraron, la encontraron”, gritaron unos vecinos en medio de un megaoperativo, que se realizó en San Miguel. Luego, fuentes policiales informaron a TN que el cuerpo de la víctima apareció cerca de un paredón que está en construcción que da a una fábrica.

“En un final triste, encontramos un cuerpo pequeño. Está trabajando el personal de Policía Científica en el lugar. De ahora en más seguiremos buscando hasta que aparezcan los culpables”, indicó el comisario mayor Jorge Finini, tras el descubrimiento. “El cuerpo estaba en un predio contiguo al lugar donde estaban viviendo las familias.”, detalló. Además indicó que la única hipótesis que están trabajando es que se trató de “una muerte violenta”.

El domingo pasado, la nena se encontraba en la casa de su padre cuando desapareció en el barrio Trujui, de esa zona del noroeste del Gran Buenos Aires. Pocos días después, el Ministerio de Seguridad bonaerense ofreció una recompensa de 500 mil pesos a quien pueda aportar información sobre el paradero de la menor.

En medio de corridas y gritos, la policía se llevó a dos tíos de Sheila del predio durante el operativo que llevaron adelante este jueves efectivos de la Policía Bonaerense, Policía Federal y Gendarmería. Minutos después, las autoridades informaron que encontraron el cuerpo. Sin embargo, el agente Finini aseguró que ninguno de ellos “está detenido”.

La situación se salió de control por completo y pasó del dolor a la furia. Cuando se confirmó que el cuerpo encontrado era de Sheila, los vecinos se reunieron en el frente del domicilio: primero empezaron a insultar a los efectivos que estaban participando del operativo y luego apedrearon la casa

A partir de la catarata de piedras que empezó a caer sobre la casa, un grupo de Infantería de la Policía Bonaerense se acercó hasta el lugar para intentar calmar a los vecinos, que también reaccionaron con proyectiles contra ellos. Frente a esto, los oficiales respondieron con balas de goma.

“La nena vive ahí, todos sabían que estaba acá. El padre y la madre son responsables, tienen que ir presos. La madre sabía lo que hacía y vendía droga”, denunció a los gritos una vecina

“El cuerpo estaba en una pared lindante a una camioneta blanca”, confirmó el comisario mayor Jorge Figini. Además, informó que la nena “sufrió una muerte violenta” y que sus restos estaban dentro de una bolsa de basura, entre dos paredes.

“La encontraron, la encontraron”, gritaron vecinos en medio de un megaoperativo, que se realizó en San Miguel. Luego, fuentes policiales informaron a TN que el cuerpo de la víctima apareció cerca de un paredón que está en construcción que da a una fábrica.


Investigan presencia de un hongo en el CTI del Hospital Militar: ya son seis los fallecidos


Fuente: TN

Comenta