La historia de amor detrás de una desgarradora foto en un hospital

Una joven de 15 años abrazada a su novio de 16. Están dormidos en una cama de terapia intensiva, en un hospital de Irlanda. La foto inmortaliza la despedida, el último rato que pasaron juntos. A Sthephanie la venció el dolor y se quedó dormida. Blake, estaba inconsciente y minutos después, los médicos lo desconectaron del respirador artificial.

La imagen llena de drama y ternura dio la vuelta al mundo. La historia detrás de esa foto enseña que todo puede cambiar en un segundo y que a veces no hay segundas oportunidades. Blake había ido a nadar con tres amigos a una playa en Gales, el martes de la semana anterior a la viralización de esa foto. Una ola lo había arrastrado y se había golpeado fuerte contra una roca. Los rescatistas lo encontraron inconsciente y lo llevaron al hospital donde luchó por sobrevivir pero los daños cerebrales sufridos eran irreparables.

Ni bien se enteró de la noticia, Stephanie pidió estar unos minutos con su novio a solas. Se acostó a su lado, lo tomó el brazo y se quedó dormida por un largo rato. Horas después, Blake fue desconectado.

“Hoy ha sido el día más difícil para mí y será un día que nunca podré olvidar”, escribió en las redes sociales. En el mensaje, explicó que el joven murió sin dolor, y rodeado de sus seres queridos. “Nos dijeron que Blake nunca se recuperaría. Su cerebro estaba dañado y los padres tomaron la difícil decisión de apagar su máquina y dejarlo ir”.

La foto, que la joven subió a sus redes sociales hace unos días, tiene miles de reacciones y comentarios en los que se solidarizan con la chica y le piden que sea fuerte, que Blake está descansando en paz.

Fuente: Tn

Comenta

Recomendado.