La exitosa estrategia de Corea del Sur para salvar vidas en medio de la pandemia del covid-19

Coronavirus Corea del Sur

El coronavirus se convirtió, de manera oficial, en una pandemia este miércoles 11 de marzo. Hasta la fecha, el nuevo virus se encontraba en más de 100 países, cargando con un estimado de 115.000 contagiados y casi 5000 víctimas mortales.

Los territorios que han sido más perjudicados por el covid-19 son: China, Italia, Irán y Corea del Sur, respectivamente.

En la actualidad, sus gobiernos han tomado las mediadas necesarias para contener la expansión de este virus, por ejemplo: China aisló, en tiempo récord, decenas de ciudades, mientras construía varios hospitales en menos de siete días para procesar a los contagiados.

Italia, por otro lado, se declaró en cuarentena, y mantiene el aislamiento en todo su territorio peninsular.

A raíz de los actos de las naciones para disminuir la expansión, hay un caso que se considera exitoso y se está divulgando en el Internet: Corea del Sur.

A pesar de tener una alta cifra de contagios, convirtiéndose en el cuarto país con más casos confirmados en el mundo, manteniendo un estimado de 7000, su taza de mortalidad es menor al 0.6 por ciento: un total de 60 fallecidos.

Corea del sur se mantiene por debajo de Italia, quién ha confirmado más de 1000 muertos y 15.000 contagios; Estados Unidos, con 40 sobre 1600; e Irán, superando los 400 ante 10.000.

El periodista del servicio coreano de la BBC, Bugyeong Jung, explicó que: “Corea del Sur adelantó una campaña agresiva con el propósito de detectar el covid-19.”

“También impulsó a todo el sistema de salud para actuar frente a los casos de coronavirus en las zonas más críticas del país de forma temprana.”

Aunque, tanto Corea del Sur como Estados Unidos, habían anunciado el mismo día su primer caso de coronavirus, el país asiático logró examinar, hasta los momentos, casi 200.000 personas; en comparación a las 4000 en el territorio estadounidense.

El periodista añada que: “probablemente se puede catalogar como un ‘método invasivo’, sin embargo, ha logrado salvar muchas vidas.”

En un principio, cuando estalló la epidemia a fanales de 2019 en el norte de China, los países vecinos sabían que el riesgo de contagio era inevitable.

El sistema de salud surcoreano detectó rápidamente el origen de la epidemia en su país: la ciudad de Daegu, donde se han presentado hasta tres cuartos de los casos estimado de Corea del Sur. Más de un 60 por ciento de los contagiados están relacionados a un grupo religioso denominado “Iglesia de Jesús de Shinchonji”.

El Ministerio de Salud surcoreano tuvo como principal objetivo, a partir del mes de enero, realizar una amplia red de diagnóstico y reducir considerablemente la tasa de mortalidad.

El reportero declara que: “desde el año pasado, el país tenía las bases necesarias para afrontar esta epidemia, cuando se enfrentó al MERS, mejor conocido como el ‘Síndrome Respiratorio de Medio Oriente’.”

El ministro de Salud de Corea del Sur, se expresó ante la cadena CNN Park Naunghoo, declarando que: “detectar al virus en su etapa más temprana facilita nuestra reacción para identificar a las personas que se contagiaron y, por tanto, encontrar una forma de demorar o detener su expansión.”

“Esto también nos ha permitido planear de forma satisfactoria la atención médica: solo el 10 por ciento de los contagiado necesitan hospitalización.”

Además, Benjamin Cowling, Profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, expresó lo siguiente: “Corea del Sur ha logrado mantener un control diario de 10.000 personas. Y muchas de las que dieron positivo tenían síntomas mínimos.”

Para muchos especialistas, el sistema que adoptó Corea del Sur es mucho más eficiente debido al amplio panorama que facilita. Sin embargo, los ciudadanos se vieron amenazados por la amplitud del mismo.

El reportero señala que: “en todo momento, las personas están recibiendo información sobre los infectados en sus teléfonos. La cantidad de datos que brinda es precisa, llegando al punto donde puedes saber si tu vecino está contagiado.”

“Existe un gran temor social y muchos momentos incómodos entre las personas de varias ciudades. Además, exigen que no se revele información personal debido a las consecuencias que puede suponer”, agrega.

Comenta