La cruda realidad del INR, al desnudo

INR

Por Rodrigo Codesal

Rodrigo Codesal
Periodista ciudadano, amante de la comunicación y conductor en @bajolalupa1470

Tras la salida de la Licenciada Diana Noy como directora del Centro N°5 (Cárcel de mujeres) del Instituto Nacional de Rehabilitación, #BajoLaLupauy pudo acceder a información que muestra las condiciones en las que funionarios e internas tenían que convivir.

Allí la Licenciada Diana Noy (ex directora), tenía alojada a las internas, según manifestaciones de funcionarios que allí trabajan.

Sin luz, sin agua en los baños del 3er piso de máxima seguridad (lugar del último intento de fuga hace unos días).
Situación en la cual, se denuncia por parte de funcionarios del centro, que se realizaron las denuncias correspondientes a la dirección del mismo y en Asuntos Internos, junto a otras irregularidades, pero que nunca fueron debidamente atendidas.

Estas imágenes a las que accedió #BajoLaLupauy, son los calabozos del 3er piso (máxima seguridad) del Centro N°5 (Cárcel de mujeres) del Instituo Nacional de Rehabilitación.

Se pone a las internas en condiciones tales como no tener baño, sin agua, sin luz y sin vidrios. Según supo Bajo La Lupa, hay otros dos calabozos que si cuentan con luz pero uno de ellos se inunda, lo que genera que se corra el riesgo de que alguna interna quede electrocutada.

La pregunta es… ¿Fue está situación debidamente informada?
¿Esta es la rehabilitación que se promueve?
¿Se vela por la integridad física de los funcionarios que allí trabajan con las internas?

Muchas preguntas y pocas respuestas…

Comenta