Juez absolvió por falta de pruebas a detenidos tras homicidio en San Luis

El juez de Atlántida Marcos Seijas decidió absolver por falta de pruebas a los tres detenidos por el asesinato de un hombre el 3 de noviembre del año pasado en la puerta de un supermercado del balneario San Luis, Canelones.



Precisamente en San Luis, el lunes pasado, el presidente Tabaré Vázquez se reunió con vecinos y comerciantes que le reclamaron más seguridad en una zona donde se registró un aumento de los delitos, incluido este homicidio de noviembre.

Vázquez prometió instalar cámaras de vigilancia en el balneario y aumentar el patrullaje.

Los sospechosos ahora liberados son dos hombres y una mujer que cumplían prisión preventiva.

La fiscal Sylvia Lovesio había acusado a los dos hombres como autores de un delito de homicidio muy especialmente agravado y otro de asociación para delinquir.

A la mujer la imputó de los mismos delitos pero en calidad de coautora. Fue quien (según la Fiscalía) avisó a los dos hombres el momento en que podían ir a rapiñar el supermercado. Segundos antes del asalto les habría enviado mensajes de texto a los delincuentes con detalles de cómo debían actuar.

Lovesio pidió 28 años de prisión para los tres imputados.


FALLO
Según el juez Seijas no hay pruebas que vinculen directamente a los tres detenidos con el homicidio.

En su fallo, el magistrado incluyó duras críticas hacia las fiscales que actuaron en el caso, Sylvia Lovesio y Daviña Viera.

Seijas cuestionó la forma en que realizaron la investigación y las pruebas que presentaron para encarcelar a los acusados.

EL CASO
El 3 de noviembre un hombre de 51 años fue abordado por dos delincuentes cuando manejaba el auto en el que había llevado a su cuñada, que era la encargada de levantar la Quiniela en la zona.

El auto con el que la mujer hacía el recorrido habitual se descompuso, y la víctima se ofreció a llevarla en el suyo.

Cuando ella se bajó en el supermercado, el hombre fue sorprendido por los ladrones, que forcejearon y le dispararon en el pecho. Ambos huyeron del lugar en una moto, dejándolo tendido en el piso.

Según lo que se sabía hasta hoy, un vecino que vio todo lo que había ocurrido los persiguió en su vehículo y les chocó la moto. Los ladrones cayeron al piso. Uno de ellos salió corriendo a los tiros y el otro huyó en la moto en otro dirección.

El hombre de la camioneta siguió la moto y vio que ambos delincuentes se juntaban nuevamente en la ruta, subían a la moto y retomaban la marcha. Continuó con la persecución y en el camino le hizo señas a un móvil policial.



Perseguidos por dos vehículos, los delincuentes perdieron el dominio de la moto y cayeron al suelo. Así fueron detenidos por la Policía.

Fuente: Subrayado

Comenta

Recomendado.