Joan Orrego se prepara para iniciar su tratamiento de rehabilitación en Cerema

Joan Orrego, el hombre de 39 años que quedó parapléjico tras ser baleado en el curso de un intento rapiña en la Curva de Maroñas, se está preparando para iniciar el proceso de recuperación en Cerema. Informó a FM Gente que la primera etapa de la rehabilitación le llevará unos tres meses. Los médicos le dijeron que la evolución se va a ver en el trabajo.




Joan, que es padre de una niña de 8 años, expresó que se encuentra bien de ánimo y “esperando iniciar la recuperación en Cerema”. Destacó que pudo sobrellevar “la situación, porque tuve el apoyo de toda mi familia. Eso fue fundamental para estar como estoy hoy”.

Recordó que el 14 de enero, cuando se disponía a salir de su casa para el segundo trabajo que tenía, un muchacho le hizo varias preguntas y luego sacó un arma le pidió la moto. “No me resistí, se la di. Y él me disparó y saliendo corriendo. Ni siquiera se llevó la moto”, narró. Hasta ahora, el caso sigue sin aclararse y el agresor sigue prófugo.



Estuvo 15 días en el CTI y luego en sala, hasta el 10 de marzo. “Estuve casi tres meses internado”, señaló. En ese periodo, alguien le comentó lo de Cerema. “Y yo algo había escuchado, pero estaba muy lejos. Y yo no era de Maldonado… Por suerte existe Cerema. Y por desgracia existe sólo uno y no está al alcance de todo el mundo… Yo tuve la suerte de poder llegar”, gracias a una gestión de la Intendencia de Maldonado, destacó. Indicó que la llegada de Martín Pintos, el director de Comunicaciones de la IDM, le abrió “una luz de esperanza”.

“El jueves 12 llegué a Maldonado y me encontré con un lugar súper cálido… Ese fue el día que estuve más nervioso, desde el 14 de enero. Pero porque era el lugar adónde quería llegar, para mejorar mi salud… Pero enseguida me sentí muy bien”, confesó.

Tras la evaluación primaria, “se quedaron muy sorprendidos por mi estado fisco, por la evolución que tuve en poco tiempo… Los especialistas me dijeron que la evolución iba a depender mucho de mi trabajo. Y que en el trabajo se va a ver la evolución”, agregó.




Informó que si bien el tratamiento aún no está diagramado en su totalidad, la IDM lo va a ayudar con el traslado y el alojamiento, en la eventualidad que debe quedarse algún día. “En la primera parte van a ser 24 sesiones, que duran todo el día. Y eso va a llevar unos tres meses. Al terminar esta etapa se hace una evaluación y se reprograma el tratamiento”, explicó.

“Ahora todo depende de mi trabajo. Pero tengo una luz de esperanza”, enfatizó.

Fuente: Fm Gente

Comenta