Jefatura de Paysandú recordó al agente Oviedo Custodio a un mes de su muerte

En un acto realizado en la explanada de la Comisaría Sexta de Quebracho, Jefatura de Policía recordó al agente Juan Carlos Oviedo Custodio, de 25 años, quien resultó asesinado en acto directo de servicio a un mes de los hechos que conmocionaron al departamento y que culminaron además con el deceso de una señora y el posterior suicidio del doble homicida.




Durante la ceremonia, de la que participaron todos los integrantes del Comando de Policía, así como dos representantes por cada repartición del departamento, estuvieron presentes autoridades políticas, militares, judiciales, religiosas, civiles, del sindicato policial (SUPU), familiares y allegados del agente caído, entre ellos sus padres y su prometida con quien iba a casarse pocos días después del crimen.

El jefe de Policía, comisario general (R) Luis Mendoza, hizo uso de la palabra y destacó, como en ocasiones anteriores, el acto de valentía realizado por Oviedo Custodio durante la madrugada del 28 de marzo, cuando aún peligrando su vida se dirigió hacia la finca de Nelly Elizabeth Goyeneche Pintos, de 41 años, desde donde había pedido auxilio al encontrarse cercada por su exyerno, Martín Israel Bentancur, que portaba un rifle y amenazaba con matarla, lo cual concretó minutos después. A la llegada del policía, éste desenfundó su arma de reglamento y se enfrentó al homicida quien durante el forcejeo le efectuó un disparo en el mentón.

PLACA Y RETRATO ENOFICINA DE GUARDIA

“Hace un mes y unos días, el policía recibió una llamada y le sobrevino, lo que significa para nosotros el valor, el compromiso con la sociedad, el no poner en tela de juicio y cumplir con el juramento de sacrificar nuestra vida en beneficio de la sociedad. Es por eso que este acto heroico, donde el policía fue en auxilio de una ciudadana, tiene para nosotros un gran valor. Esta placa recordatoria y su foto tienen que servir para que diariamente todos los policías y las futuras generaciones que vengan sepan que Oviedo perdió su vida en defensa y servicio de la sociedad”, dijo el jefe Mendoza.



“Que el agente sea el alma que nos ilumine a todos nosotros porque lo necesitamos en medio de la labor tan difícil que tenemos. Muchas veces no somos de agrado o reconocidos por la sociedad pero tenemos, pese a los problemas personales, que salir a cumplir con la sociedad porque ese es el mandato constitucional que tenemos todos los policías. Y esta sociedad, donde se dijeron tantas cosas, tiene que salir adelante. Y junta, la sociedad de Quebracho y la Policía, vamos a seguir haciendo de este un lugar productivo. Hay que reconocer a toda la gente que ha colaborado, en especial al alcalde (Mario) Bandera que ese mismo día lo llamé y vino con nosotros y la sociedad que apoyó. Para nosotros es importante que, cuando tenemos una desgracia de este tipo, saber que no estamos solos”, dijo.




Por su parte, destacó la valentía del cabo Oviedo, padre del policía fallecido, y su familia, y recordó que nadie “está preparado para despedir a un hijo”. “Le ruego a todos los policías que cada vez que vengan y vean el retrato de Oviedo les dé fuerza, desde el cielo, para seguir cumpliendo nuestro cometido y hacer que la sociedad uruguaya, la sanducera y en especial la de Quebracho pueda vivir en un clima de paz y armonía para dejar un mundo mejor a nuestros niños”, finalizó Mendoza.

Fuente: El Telégrafo

Comenta
Loading...
Acerca de SU Noticias 487 Articles
Tecnólogo en Informática, Diseñador Gráfico, Community Manager y Estudiante de Ciencias de la Comunicación. Fundador de portal Todo Deportes dedicado a las noticias mas relevantes en cada disciplina nacional e internacional.