Intersocial Feminista respaldó al Tupamaro violador

Intersocial Feminista

Juegan con vos

La Intersocial Feminista volvió a defender a un violador por tener ideas políticas de izquierda. Al igual que lo hicieron hace un tiempo con el fallecido cantautor Daniel Viglietti, este grupete de feminazis uruguayas defienden al tupamaro violador Rubén Bouvier.

Este personaje perteneció a la banda terrorista Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros en las décadas de 1960 y 1970. Fue unos pocos años preso, pero nunca termino de pagar su condena. En la decada de 1980 se suma a la banda terrorista electoralista Movimiento de Participación Popular (MPP), y luego fue presidente del Movimiento de Usuarios de la Salud. Hace pocos días el tupamaro fue condenado por la Justicia penal por violar a una niña.

Desde la Intersocial Feminista, dijeron que “Bouvier cometió un error”. Parece que para las feminazis uruguayas cuando el violador es un tupamaro, un comunista, o un socialista, hay que defenderlo, pero si no tiene ideas de izquierda se lo ataca. Esta doble moral repugnante solo refleja la pobreza ética y el aberrante proceder de este grupete que solo repudia a los violadores cuando no son personas de izquierda.

Por otra parte, la Intersocial Feminista nunca explicó su financiamiento con dineros públicos, y el enriquecimiento de sus principales dirigentes que hace años vienen cobrando dinero del Estado por hacer militancia anti-familia. Jamás han querido transparentar su situación financiera. Evidentemente es todo turbio, oscuro, y con una fata de ética total. Se repudia a violadores, salvo si tienen ideas de izquierda. Se habla de honestidad, pero nunca mostraron en que gastan el dinero que se les otorga.

Tienen un muy mal concepto de la justicia y de la igualdad. Una persona que viola debe ser repudiada siempre. No se debe amparar a los “violadores compañeros”. No se deben justificar actos monstruosos porque la persona agresora tenga ideas políticas de izquierda. No es ético justificar a Viglietti porque fue un “cantor de música popular”.

A una sociedad que quiera justicia, solidaridad, y transparencia, no le sirven estos grupúsculos de resentidas odiadoras que repudian a violadores según cual sea la ideología política del violador. Dan asco!!!

Fuente: Luciana Granado

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo 4165 Articles
Software Developer