Impactante: volvió de Brasil con pulgas incrustadas en sus pies y las imágenes causaron furor en las redes

El último número de la reconocida revista The New England Journal of Medicine presentaron el caso de una niña, de 10 años, que se fue de viaje a Brasil, completamente sana, y volvió con los pies llenos de imponentes puntos negros.

Luego de 10 días de padecer un calvario, los padres de la joven decidieron llevarla a una clínica de atención primaria. Además del dolor, las pápulas de la piel le generaban mucha picazón en las plantas y en los dedos.

Los profesionales de inmediato le retiraron una gran cantidad de insectos, y los huevos que habían puesto, en cada una de las ampollas. Luego de atenderla le diagnosticaron tungiasis.

Se trata de una infestación de la piel causada por la hembra de la “pulga de arena” llamada Tunga penetrans, un ectoparásito que se encuentra en todas las zonas tropicales y subtropicales del mundo.

La paciente, que había recibido previamente todas las vacunas sugeridas contra el tétanos, recibió un tratamiento que incluyó la eliminación de los insectos y el cuidado de las heridas.

Según explicaron Marianna Barbosa y Adauto Barbosa, los médicos de la Universidad Federal Fluminense de Río de Janeiro que analizaron el caso, las soluciones tomadas han permitido que la pequeña se recuperara completamente y sin presentar complicaciones añadidas.

Según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tungiasis afecta a los humanos y a los animales por igual. El 99% de todas las lesiones se producen en los pies. Prospera cuando las condiciones son precarias, como en las aldeas ubicadas en playas remotas, las comunidades rurales o los barrios marginales de las grandes ciudades.

Fuente: Radio Mitre

Comenta