Hombre golpeó, abusó y amenazó de muerte a su expareja

patrullero policía uruguay

Un hombre de iniciales M.B. fue imputado por un delito de homicidio muy especialmente agravado por femicidio en grado de tentativa tras golpear brutalmente a su expareja, abusar sexualmente de ella y amenazarla de muerte. Fiscalía de Río Branco solicitó la medida cautelar de prisión preventiva por 180 días, mientras se continúa la investigación.

El lunes, el servicio 911 recibió un llamado telefónico por una posible situación de violencia doméstica en una vivienda de Río Branco. Al llegar al lugar, personal policial encontró a una mujer con “ostensibles lesiones en su rostro y rastros de sangre”, por lo cual la trasladaron inmediatamente al hospital local, donde fue diagnosticada con traumatismo craneal.

Según consta en el acta de formalización, la víctima manifestó que estando en la calle, el agresor la tomó por la fuerza, la llevó a su casa y allí la agredió física y sexualmente.

Dijo que en ese momento estaba plenamente segura de que “no iba a salir viva”, porque ya estaba amenazada de muerte.

Allí la golpeó y la obligó a sacarse la ropa. El primer golpe que recibió fue en la cara: le propinó un golpe de puño y le dijo: “De acá vos no vas a salir viva”. Posteriormente la continuó golpeando y amenazando de muerte.

La mujer relató que la retuvo contra su voluntad durante todo el día, diciéndole que era “una puta”. En todo momento sintió que la iba a matar, porque cuando tenía la pala le decía que si se movía del lugar “le iba a dar un palazo”.

Tras realizarse allanamientos en la casa del agresor se encontraron indicios y evidencias de los hechos relatados por la víctima. Asimismo, en la vivienda de su hermano se encontró “el objeto contundente” que fue señalado por la víctima como el objeto con el cual realizó la agresión.

La víctima, en sede de Fiscalía, contó que mantuvo una relación de pareja con el imputado por siete años, con el cual tiene dos hijos en común. Al principio, la relación era “normal”, pero posteriormente comenzaron los problemas de violencia de agresión física. Como este le pedía perdón, se reconciliaban.

Esta situación se repetía constantemente, bajo constantes amenazas, hasta que en un momento se separaron, hace aproximadamente un año.

Desde hacía tres meses, el hombre volvió a amenazarla diciéndole que “la iba reventar a palos”, porque supuestamente se había “encamado” con otro hombre.

Fiscalía solicitó prisión preventiva para el imputado por el riesgo para la seguridad de la víctima, riesgo de entorpecimiento de la investigación y el riesgo de fuga por encontrarse en zona fronteriza.

Fuente: Montevideo Portal

Comenta

Recomendado.