Rapiña-Salinas

Rapiña-Salinas

“Dame la guita o te quemo”, le dijeron los hombres al encargado del local, llevándose plata, mercadería y un arma.