Hija de Verónica Alonso dejó de ver y caminar tras recibir vacuna del HPV

Delfina, la hija de 12 años de la senadora Verónica Alonso, dejó de ver con un ojo y dejó de caminar tres semanas después de recibir la vacuna contra el HPV. Una especialista le confirmó en Buenos Aires que las dolencias fueron causadas por la vacuna, informó hoy el programa Todo Pasa de Océano FM. La menor recibió un tratamiento con corticoides y recuperó sus facultades.

“Fue duro. Tiene que ver con la salud de un hijo. No se pretende generar una crítica al gobierno. Esto no es para alarmar a nadie; quizá advertir. Los médicos (en Argentina) me afirmaron que lo de Delfina fue producto de la vacuna contra el HPV”, dijo la senadora al programa radial.

“Le di la dosis a Delfina y comenzó con síntomas que no asociamos a esto. 21 días después empezó con cansancio en un ojo, dolores en piernas y tenía dificultades para caminar. Lo adjudicamos a su edad. Nunca se me pasó por la cabeza que podía ser una reacción adversa a la vacuna”, añadió.

“Le hicieron estudios y le diagnosticaron una enfermedad autoinmune, que se llama neuromielitis; hay muy pocos casos en el país. El neurólogo que la trata recomendó ir a Argentina para consultar sobre esta enfermedad”.

“Delfina dejó de ver y dejó de caminar. La internamos y fue medicada con una dosis alta de corticoides, con lo que eso también genera en una niña de 12 años. Hoy por suerte está bien”, añadió.

“Si yo hubiera sabido que había determinados efectos, hubiera estado más alerta y no se hubiera llegado a la instancia de perder la vista”, añadió la senadora.

En ese sentido dijo que “es importante advertir que si bien no se han encontrado contraindicaciones (en la vacuna contra el HPV), tampoco está demostrado que no las tenga. La gran mayoría no genera (efectos adversos), pero está asociado y tiene efectos neurológicos”.

Por su parte, Jorge Quian, subsecretario de Salud, también fue entrevistado por el programa y lamentó la situación la hija de Verónica Alonso.

“Entiendo la angustia y el dolor. Cuando vacunamos a una persona sana para prevenir una enfermedad (como el HPV), si aparecen efectos es mucho más reprobable y criticado por la gente”, señaló el jerarca.

Sin embargo añadió que desde la cartera están “convencidos que las vacunas son eficientes, eficaces, y que salvan a las personas” y dijo que de las 184.000 vacunas aplicadas en estos años, se han recibido apenas 10 denuncias.

Según Quian, la neuromielitis -el efecto generado en la hija de Verónica Alonso-, “se considera un efecto no concluyente que sea parte de la vacuna porque es muy difícil que a los 21 días uno pueda decir que es un efecto de la vacuna”.

En esa línea añadió que la “Organización Mundial de Salud no tiene (a la neuromielitis) como efecto concluyente (vinculado a la vacuna contra el HPV). Se está analizando y son pocos los casos. Hubo otros dos similares a lo que pasó con la (hija de la) senadora que evolucionaron favorablemente”

El subsecretario de Salud añadió que “Uruguay no está haciendo ninguna prueba con esta vacuna” y a prueba de ello dijo que se la recomendó a su nieta y seguiría recomendándola.

Fuente: Subrayado

Comenta