Gremio policial de Maldonado pide 1.000 nuevos efectivos para controlar la grave situación actual

policía

La Asociación de Funcionarios de la Jefatura de Policía de Maldonado emitió un enérgico comunicado en el que se cuestionan las políticas que implementa el gobierno en materia de seguridad, y se reclaman 1.000 nuevos efectivos para el departamento, para abatir la grave situación que se está viviendo.



El comunicado del gremio policial señala que, ante “la grave situación que vive el departamento de Maldonado en materia de seguridad pública, donde casi todos los días los habitantes de este departamento, son víctimas de la delincuencia”, ve con preocupación la falta de respuestas.

Agrega que el gobierno está “perdido al respecto y su política de seguridad no puede controlar la delincuencia en todo el país”, porque faltan policías en todas las jefaturas. “En nuestro departamento desde el año 2005 venimos pidiendo 1.000 policías”, y el número de efectivos es el mismo desde el año 1990.


“La falta de personal en las comisarías hace que los barrios estén controlados por los delincuentes, no se puede parar la ola delictiva con la gran falta de personal policial y a veces sin móviles policiales operativos”, agrega el contundente comunicado del gremio policial de Maldonado.

Además, subraya que “han aumentado considerablemente los arrestos ciudadanos lo cual nos preocupa, la propia gente enfrentando a la delincuencia”, y que, “se presentó el programa PADO en Maldonado, sin ningún aumento de vacantes para el departamento, con los mismos policías de siempre”.

“La delincuencia le caminó por encima al PADO. Estamos en una situación crítica en materia de seguridad en el departamento. Pero en fin, los que tienen que dar respuesta están desorientados, y siguen experimentando sin ningún resultado”, agrega.

Los políticos
Por otra parte, el gremio policial sostiene que el poder político está carente de un buen asesoramiento y “algunos desesperadamente proponen a los militares, que apoyen a la policía. Por lo que se confirma lo que venimos diciendo hace varios años: faltan policías y sobran militares”.



En este escenario, “la respuesta en todo caso sería cerrar batallones y pasar las vacantes a la policía; de esta manera se solucionaría la falta de personal en el Ministerio del Interior”, en tanto, se pide que la Guardia Republicana altamente militarizada y con jurisdicción nacional cuente con “más recursos humanos y logísticos”.

“Mientras no se asuma que hay una crisis de seguridad pública no se podrá solucionar el tema. Hoy en día tenemos rapiñas casi todos los días, homicidios casi todos los meses”, concluye el comunicado, reiterando el pedido de 1.000 efectivos y más recursos materiales para “combatir la delincuencia en nuestro departamento”.

Fuente: Maldonado Noticias

Comenta

Recomendado.