Gobierno adjudicó canales de TV a Fasano, La República y Canal U a 15 días del cambio de mando

Federico Fasano

Justito

El Poder Ejecutivo autorizó al empresario de medios Federico Fasano, histórico dueño del diario La República, a operar un nuevo canal de televisión que estará incluido en las transmisiones de la televisión paga. En una resolución emitida por el Ministerio de Industria, Energía y Minería el 14 de febrero, el gobierno también anunció que fueron elegidos otros dos
canales –TV Libre Multimedio La República y Canal U–, luego de un llamado que había sido lanzado el 10 de octubre por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec).

Los sobres se abrieron con las propuestas el 14 de noviembre y las carpetas fueron evaluadas por una comisión asesora independiente del Poder Ejecutivo que, de acuerdo a la ley de medios aprobada en 2014, solo podía elegir tres canales, porque la norma establece la obligación de que las más de 100 empresas de televisión paga tengan al menos tres señales de producción uruguaya. Por el camino quedó Cardinal TV, una señal que hoy en día emite a través de las compañías de televisión por cable del interior del país que no son parte de Equital, un conglomerado formado por los canales 4, 10 y 12. Se había presentado al concurso, pero quedó en cuarto lugar.

Las señales seleccionadas deberán cumplir con algunos requisitos establecidos por la ley, como por ejemplo contar con una programación cuyos contenidos sean nacionales en un 80%. Y además, un criterio que ya funcionó como filtro para ser seleccionados, los canales beneficiados no pueden tener vinculación de ningún tipo con otros servicios de televisión
abierta.

Con esta decisión, Fasano puso n a una historia de varios años en los que intentó tener un canal de televisión potente. En 2001 compró el que era por entonces el único canal de cable uruguayo, Señal 1, que se emitía por TVC (hoy Cablevisión) y algunas empresas en el interior del país. Al año siguiente logró el hito de adquirir los derechos de televisación de la Copa del Mundo de Corea-Japón, por los que pagó US$ 2 millones. Le revendió esos derechos a los canales de aire, pero en agosto TVC revocó el contrato que tenía con Señal 1 para incluirlo en su grilla y el canal cerró. Según Fasano, era “imposible para el Multimedio Plural continuar con la operación de Señal 1 sin tener pantalla en la capital del país”.

Un año más tarde, en mayo de 2003, el empresario de los medios fundó TV Libre. Con bombos y platillos, Fasano lanzó una grilla periodística que iba desde las primeras horas de la mañana hasta la medianoche y que incluía al argentino Jorge Lanata con un programa semanal. Logró ser incluido en TVC, pero las demás empresas de televisión paga de Montevideo lo dejaron
afuera una vez más.

Luego de varios intentos, en 2013 había vuelto a la carga con su intención de quedar seleccionado en un llamado del gobierno para televisión abierta digital, pero quedó cuarto y perdió. Ursec determinó que el llamado lo habían ganado VTV y Pop TV y así se adjudicó, pero ante un recurso presentado por el consorcio Giro (La Diaria) y quejas públicas, la decisión fue revisada por el entonces presidente José Mujica y las licencias fueron otorgadas a Giro y VTV. Ninguno de los dos canales llegó a emitir nunca en abierto.

Para el empresario de medios identificado con el Frente Amplio este fue, entonces, su quinto intento por llegar a los televidentes de Montevideo, y finalmente lo logró.

¿Cómo es el canal que propone Fasano?

El nuevo canal se llama Eutopía TV. Según los documentos presentados ante la Ursec, “la palabra eutopía proviene de dos palabras griegas: ‘eu’, que se puede traducir como adecuado, bueno, conveniente o feliz, y ‘topos’, que quiere decir lugar. Entonces, una eutopía es un lugar bueno, un lugar conveniente o un lugar feliz”.

Si bien el empresario mediático –que también es propietario del sitio web LR21– será el director del canal, la titularidad es compartida con Ruben Villaverde, exdirector del Instituto Cuesta Duarte, del PIT-CNT.

La grilla estará compuesta básicamente por programas periodísticos, y aspira a ser una “opción diferente al modelo comunicacional y empresarial dominante”, “una televisión sin afán de lucro” que se distinga frente a un sistema de medios “todavía reducido a un puñado de ofertas uniformizadas por un solo patrón ideológico y cultural”. Tendrá un presupuesto mensual de unos US$ 128 mil.

El propio Fasano estará en pantalla con un periodístico los miércoles a la hora 21, Cosa juzgada, y Sonia Breccia volverá a estar en televisión los viernes a la noche con Mesa de debate. Durante 16 años condujo ese día y a esa hora el programa Hoy por hoy, en canal 5.

El canal “aspira a que sus políticas sean jadas por un amplio consejo de dirección donde estén representadas la sociedad civil, la sociedad política, el mundo del trabajo, la cultura, el arte, la educación y los propios ciudadanos (…) porque es un proyecto de una señal comprometida en la defensa de los postergados derechos de la ciudadanía, a una información
sin tutelas, a un entretenimiento con valores y a la plena participación de los televidentes en la construcción de la televisión universalmente accesible que quiere y tiene derecho a ver”.

Canal U

El Canal U inició sus transmisiones por cable a mediados de 2013 y desde entonces ha estado en la grilla de Cablevisión, además de empresas de cable del interior. Su acuerdo con Cablevisión, del grupo Clarín, le ha permitido llegar a los sistemas de cable de Argentina y Paraguay. De acuerdo a los documentos presentados ante la Ursec, el canal maneja un presupuesto mensual de unos US$ 65 mil.

La señal está vinculada al empresario frenteamplista Pablo Scotellaro.

El retorno de TV Libre

Luego de la salida de Fasano como accionista del Multimedio Plural, el canal que había fundado el grupo en 2003, TV Libre, pasó a llamarse RTV. Su programación desde entonces ha sido muy pobre, con repeticiones de programas de canales extranjeros como Telesur y el ruso RT, y escasa producción local.

Pero el ahora denominado Multimedio La República, en el que Yocca ya no está más y del que el empresario Néstor Molina es su director, se presentó al concurso para que su canal pase a estar en todos los cables del país, nuevamente con el nombre de TV Libre.

De acuerdo a los documentos presentados en el llamado, el canal pretende ser “un medio audiovisual que investigue, profundice, que dé pantalla a quienes no la tienen, que abogue por los derechos, por la libertad, la verdad, que se comprometa en dar la mejor información disponible para formar opinión (y) ser opinión”.

Según el proyecto, el canal tendrá informativos diarios (varias ediciones), periodísticos y magazines. Además, dedicará la franja de la hora 20 a emitir videos de youtubers uruguayos Su presupuesto mensual ronda los US$ 70 mil.

Fuente: El Observador

Comenta
Acerca de Comodín 3013 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager