Felipe, Valentina y Brissa: tres casos que conmovieron a la sociedad

Patrullero Uruguay

Los tres casos ocurrieron en el último año y medio y causaron un profundo impacto en la sociedad. Hubo días de búsqueda, nervios, tensión y, al final, el desenlace menos deseado.

Aquí un repaso de estas tres historias tristes, que tienen algunos puntos en común con la trágica muerte de Inti Nahuel Lois, asesinado el viernes pasado en Pinamar Norte. Por este caso un adolescente de 16 años, quien según testigos acompañó al niño a un monte, fue formalizado e internado en el Inisa. El niño, de 8 años de edad, tenía traumatismo de cráneo y había un estrangulamiento con hematoma en el cuello.

La fiscal Darviña Viera detalló que del informe primario que realizó el forense se desprende que hay un posible abuso sexual.

Felipe Romero, 20 de abril de 2017

El entrenador de baby fútbol Fernando Sierra retiró a Felipe Romero, de 10 años, de la escuela a la que iba en Maldonado. Lo hizo antes de que terminara el horario escolar y sin permiso de su madre.

El hombre tenía una relación muy cercana con el niño y por eso las maestras lo dejaron ir. La madre del niño, quien es policía, le había ordenado que se alejara de su hijo, tras detectar un comportamiento extraño.

Dos días después de que Felipe desapareció, ambos fueron encontrados muertos en Villa Serrana. Las pruebas forenses realizadas por el Instituto Técnico Forense al cuerpo confirmaron que venía siendo abusado desde hace un tiempo.

Sierra utilizó un revólver de calibre 22 para matar al pequeño y luego suicidarse. Tenía abrazado al niño y no estaban calzados. Los cuerpos fueron encontrados después de un rastrillaje de varias horas por el área.

Valentina Walter, 12 de noviembre de 2017

Valentina cumplía nueve años de edad: ese día fue en busca de su hermano menor Amadeo, quien estaba jugando con otros niños del barrio, en Rivera. Pero en el camino se cruzó con Yefferson Cunha y Manuel de los Santos, quienes le dijeron que su hermano estaba en el monte, jugando y bañándose.

Ya en un sendero natural, los dos hombres abusaron sexualmente de la niña. De acuerdo al relato que en su momento hizo la fiscal Verónica Bujarín, en aquel momento ella les recriminó: “Ustedes son malos, ustedes no van a ir al cielo. Eso no se hace con una niña pequeña”. Valentina lloraba, gritaba y pedía que la dejaran ir. Les dijo que le iba “a contar a su madre todo lo sucedido”.

“Los imputados no escucharon sus llantos, no escucharon sus gritos”, relató la fiscal. “En un momento dejó de gritar”.

Luego de matar a la niña, los hombres participaron de la búsqueda activa de la menor. Ambos fueron condenados a 45 años de cárcel por el femicidio

Brissa González, 20 de noviembre de 2017

Brissa tenía 12 años. Salió de su casa en Villa Española a las 7.30 de la mañana rumbo a la escuela, pero nunca llegó. Se subió al auto de Williams Pintos, un taxista de 35 años, y tres días más tarde fue encontrada muerta por asfixia y abusada sexualmente cerca de la ruta Interbalnearia.

Pintos ya tenía condenas por al menos seis ataques sexuales, según informó en abril el diario El Observador, pero estaba sin un seguimiento policial.

Se suicidó el 17 de abril en el módulo 11 de Santiago Vázquez, cuando esperaba un juicio. La familia evalúa una demanda al Estado.


Encontraron una mochila con armas y municiones en el patio de una casa


Fuente: Telenoche

Comenta