“Esto fue como retroceder a aquellos días”, dijo el papá de Hernán Fiorito tras el clásico

La Fiscalía investiga las responsabilidades en torno a las imágenes que se viralizaron este sábado luego de terminado el clásico entre Peñarol y Nacional, en las que se mostraban dos inflables acondicionados como ataúdes y que hacían referencia a las muertes de dos parciales carboneros. Uno de ellos es Hernán Fiorito, que fuera asesinado a balazos por hinchas de Nacional en los festejos aurinegros en Santa Lucía el 28 de setiembre de 2016.

Su padre, Eduardo Fiorito, dijo a Montevideo Portal que a raíz de lo sucedido en el clásico el sábado decidió no prender la tele el fin de semana. “Sabía que se iba a tocar el tema y mi señora estaba muy mal”, dijo, aunque aclaró que no responsabiliza a la prensa de que el tema haya vuelto al tapete sino a los responsables de lo sucedido en el estadio.

“Con la violencia no se ganan títulos. La hinchada está tan ansiosa porque los cuadros logren campeonatos y como los cuadros no los logran, se ponen agresivos. Y no va por ese camino”, reflexionó.

“Mi vida ha sido un infierno. La de toda la familia”, dijo Eduardo, al respecto de lo que representa lo sucedido el sábado. “El profesional que nos atiende nos decía que con el transcurrir de tiempo, si bien el dolor lo vamos a llevar siempre, vamos a retomar el camino de la normalidad, de volver a trabajar, con el recuerdo siempre de Hernán. Esto fue como retroceder a aquellos días en que estaba con Hernán en el Americano. Te hace volver atrás, así que preferí no escuchar nada”, dijo. “Me cambió la vida, me cambió todo”, reflexionó.

Según el fiscal Carlos Negro, que habló hoy con Informativo Sarandí, en este caso hay apología de hechos delictivos. “Consiste en glorificar un hecho calificado como delito, como un homicidio de dos jóvenes por el solo hecho de ser hinchas de un equipo de fútbol”, afirmó.


Peñarol evalúa una denuncia penal por inflables en la tribuna de Nacional


Fuente: Montevideo Portal

Comenta