Estaban robando pero le dijeron al dueño que eran testigos del hecho

Un hombre se llevó una sorpresa cuando al entrar a su vivienda en la ciudad de Pando se encontró con dos hombres y su casa, totalmente, desvalijada.

El propietario explicó a Telenoche que cuando abrió la puerta de su casa, sobre la ruta 75 y la calle Laurnaga, se topó con dos hombres que salían de una de las habitaciones. “La casa estaba toda desmantelada, me estaban sacando los pestillos, los baños, las colillas, wáter, todo”.

En ese momento y para evitar una desgracia, les dijo a los hombres que “no se pusieran nerviosos” pero que iba a llamar a la Policía, a quien le iba a explicar que ellos eran testigos y estaban dentro de la casa cuando ocurrió el robo.

“Ellos enseguida me dijeron que salía una persona corriendo por el fondo y que ellos lo habían visto”, agregó.

Cuando los efectivos policiales se apresonaron, hicieron un inventario de lo que faltaba, pero el propietario explicó que le preguntaron cómo eran los ladrones cuando los tenía enfrente de él y podían huir o herirlo, ya que tenían un objeto punzante en las manos.

A LA CÁRCEL. Finalmente, la Justicia condenó a los dos hombres, de 26 y 38 años, a diez meses de cárcel por un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa.

Uno de ellos posee un antecedente por rapiña, mientras que el compañero tiene ocho; seis por “hurto”, uno por “receptación” y el restante por “suministro de Estupefacientes”, según indicó en un comunicado la Jefatura de Policía de Canelones.


Romeo y Julieta entre las balas de Casavalle


Fuente Telenoche

Comenta