Esposa de intendente Antía envuelta en denuncia penal por falsificación de documento público y presunto tráfico de influencias

Choque Maldonado
Tras un accidente de tránsito que protagonizó la esposa del intendente Antía y otro vehículo, se desencadenaron hechos aparentemente corruptivos en Maldonado.

Resulta ser, que el día martes 7 de agosto de 2018, a las 17 horas, se produjo un siniestro de tránsito en plena ciudad de Maldonado, para ser más exactos, en la esquina de la avenida Juan Antonio Lavalleja y San Carlos.
En la intersección de esas calles, colisionaron dos vehículos: una camioneta marca Toyota y un pequeño auto Mercedes Benz, empadronado en la ciudad de Aiguá.

Dentro de la camioneta Toyota venían una pareja con un bebé de once meses y el auto Mercedes Benz (que nos dijeron era automático) lo tripulaba una mujer muy poderosa en el departamento de Maldonado y de allí, que este siniestro pasaría hacer algo bastante especial, pues ese vehículo lo conducía nada más ni nada menos, que la esposa del intendente de Maldonado, Sra. Liliana Bernárdez.


Investigan presunto vínculo del Intendente Andrés Lima con empresas contratadas


Según nuestras fuentes, la camioneta Toyota circulaba por la avenida Juan Antonio Lavalleja y el auto Mercedes Benz de la esposa del intendente, Liliana Bernárdez, circulaba por la calle San Carlos.

Hacemos esta precisión, porque quien circula por Juan Antonio Lavalleja, tiene preferencia de paso sobre quién viene transitando por la calle San Carlos, pues en esta última calle, existe un muy visible cartel de PARE, que advierte que hay que detener totalmente el vehículo, antes de cruzar Juan Antonio Lavalleja. O sea, para hablarlo en criollo, la culpa del siniestro, evidentemente que recaía en la Sra. Liliana Bernárdez.

Pero por razones que se desconocen y que le puede pasar a cualquier persona, la camioneta Toyota y el Mercedes Benz, colisionan, como lo pueden ver en la foto que hemos publicado en nuestro semanario y página web.

Como resultado del siniestro, también según fuentes consultadas por Crónicas del este, el hombre que venía manejando la Toyota, habría recibido un fuerte impacto en su cabeza y aunque no le provocó pérdida de conocimiento, sí se encontró bastante mareado y muy dolorido y fue derivado a la mutualista privada “La Asistencial”. En tanto, el bebé y la esposa del tripulante de la camioneta Toyota, por suerte, habrían resultado ilesos.

Ante este revuelo, llegaron las unidades médicas y la Policía, que llegó a cortar la calle, para hacer el procedimiento de rutina, que corresponde a un accidente con lesionados.

Podemos afirmar asimismo, que también por suerte, la esposa del intendente de Maldonado, tampoco habría recibido ninguna clase de lesión en este accidente.

Hasta aquí, todo hace parecer un accidente de los tantos que se producen lamentablemente en el departamento de Maldonado y en todo el país, pero con el correr de las horas y de los días, se habrían producido una serie de hechos que realmente, si se llegan a confirmar plenamente, más de una persona puede tener serios problemas.

TRES HORAS PARA UNA TOMOGRAFÍA
A Crónicas del Este, como es de costumbre, inmediatamente de que se produjo este accidente tan peculiar, llamaron para alertarnos, de que había ciertas posibles irregularidades en el procedimiento.
Casi al mismo tiempo, nos había llegado un mensaje por WhatsApp, donde se decía que el chofer de la Toyota que había recibido un fuerte golpe en la cabeza, había estado esperando tres horas en su mutualista, para que le hicieran una tomografía y que nadie se había preocupado siquiera por su estado de salud; haciendo referencia a la otra parte del choque, a la Sra. Liliana Bernárdez. Eso circulaba en las redes…
Y tenemos la versión de que eso fue así y que enigmáticamente, mientras el accidentado que tripulaba la camioneta Toyota, esperaba largo rato a que le hicieran la tomografía, habría aparecido un funcionario municipal para hacerle la espirometría correspondiente. La misma habría arrojado, cero alcohol en sangre.
A esa altura del partido, también nos había llegado la versión de que el tripulante de la camioneta Toyota, era un oficial de policía, pero aún no lo teníamos confirmado.

¿ENTREGAN LA CAMIONETA POR ORDEN DE LA FISCAL?
La seccional interviniente en el accidente fue la Primera, que como todos sabemos, queda frente a la plaza de San Fernando de Maldonado. Es en ese lugar emblemático lugar, habrían compensado a producirse hechos bastantes sospechosos, pues el mismo día del accidente, los efectivos de la seccional Primera, habrían hecho entrega de la camioneta Toyota protagonista del siniestro, supuestamente por orden de la fiscal, porque ya se le habría hecho la pericia.

Nos dijo alguien muy expediente en el tema, que es muy difícil que hagan una pericia a un vehículo en tan poco tiempo y además, dicha seccional habría entregado la camioneta que estaba en posesión de la Policía, sin solicitar ninguna clase de documento del vehículo al presunto propietario o chofer protagonista del accidente. Eso se habría producido aproximadamente a las 21.30.

Al otro día, en la mañana, vaya a saber por qué causa, desde la seccional Primera, le habrían solicitado a quien manejaba la camioneta Toyota, que se presentase nuevamente en dicha dependencia policial, para “acreditar” la documentación del vehículo, cosa que tendrían que habérselo pedido antes de entregarle el propio vehículo.
Pero esa sería solo el inicio de una serie de sospechosas irregularidades, que se irían profundizando con el paso del tiempo, hasta convertirse en surrealistas.

LA DECLARACIÓN FANTASMA
Cuando el policía (ya a esa altura habíamos confirmado que quien manejaba la Toyota en el accidente de tránsito señalado, revestía en el cuerpo policial y tenía una trayectoria de largos años) se presentó el día 8 de agosto en la seccional Primera y tuvo que acreditar la documentación de la camioneta que tripulaba, se dispuso también por primera vez a brindar declaraciones de lo que había ocurrido en el accidente, habría pasado algo insospechado y otra vez tenemos que confiar en nuestros informantes, que nos afirmación algo increíble y es que el policía con vasta experiencia, declaró “que iba circulando por la calle Juan Antonio Lavalleja y que en la intersección con la calle San Carlos, un vehículo se le cruzó y lo impactó”.

Pero lo llamativo del caso y lo realmente grave de ser así, es que la persona de la camioneta Toyota, habría visto algo llamativo en la carpeta del accidente, donde este hombre se habría percatado de que existía escrito su nombre y algo en “observaciones” escrito en manuscrito.

Nos cuentan que el clima se comenzó a poner medio espeso, cuando el denunciante vio que en la carpeta estaba su nombre, los datos del vehículo y en “observaciones” había un texto que decía lo siguiente: “Dice circular por calle San Carlos y al llegar a Lavalleja, se encandiló y sigo cruzando Lavalleja donde impacto contra otro vehículo”.
Insólitamente, en dicha carpeta esas eran las declaraciones del chófer de la camioneta Toyota, pero existía un pequeño inconveniente para los policías de la seccional Primera y era que el denunciante no había hecho ninguna declaración hasta el momento, ni en el lugar del accidente y tampoco lo había hecho en ninguna dependencia policial. Como si fuera poco, al pie de dicha declaración habría una firma desconocida, que pretendía hacerse pasar por la del policía que manejaba la Toyota.

Y es allí, donde las cosas se habrían comenzado a poner cada vez peor, pues el experimentado policía les habría solicitado a sus colegas, que le tomaran las declaraciones, afirmando que circulaba por la calle Juan Antonio Lavalleja y que el vehículo que el impactó, lo hacía por la calle San Carlos. Pero la cosa tampoco quedó allí, pues el denunciante luego solicitó que dejaran constancia en actas, que veía una declaración que no era suya, con una firma que tampoco reconocía como propia… La mano venía brava…

POLICÍA CIENTÍFICA NO CONCURRIÓ AL LUGAR DEL ACCIDENTE
Ya el tema estaba bastante complicado, pero otro elemento que se sumó a la larga cadena de eventos sospechosos, es que Policía Científica no concurrió al lugar del siniestro, cosa que también es bastante extraña, porque había participado un menor de edad en dicho siniestro y había existido un lesionado.

LA ESPOSA DEL INTENDENTE HABRÍA HECHO UN ESCÁNDALO EN LA SECCIONAL PRIMERA
Concomitantemente a lo que le sucedía al tripulante de la camioneta Toyota en este siniestro de tránsito, la otra parte: la esposa del intendente Antía, Liliana Bernárdez, se presentaba en la seccional Primera, pero según testigos del caso, esta Señora apareció en dicha seccional policial hablando por teléfono, al tiempo que manejaba y justamente había un policía y un inspector de tránsito de la intendencia de Maldonado y el inspector de tránsito, obviamente que sin saber de quién se trataba, pretendió hacerle una multa y en ese momento habría aparecido en escena el Director de Tránsito de la intendencia, Sr. Juan Pígola, con otra persona no identificada, que algunos suponen que era un perito y en ese momento, Liliana Bernárdez habría montado en cólera, muy enojada con el inspector, con el policía y hasta con el propio Pígola, provocando en el lugar un verdadero escándalo.

Ignoramos si esa multa fue aplicada como pretendía el inspector y tratamos de llamar al propio Juan Pígola pero no nos ha contestado sistemáticamente el teléfono.

La espirometría de Liliana Bernárdez, también dio cero gramo de alcohol en sangre y por lo que tenemos entendido, no habría hecho declaraciones en dicha seccional en ese momento y se habría retirado a la casa de una de sus hijas, tenemos entendido que a lo del Pilar Antía.

NOS AFIRMAN QUE ANTÍA NO SABÍA LA ENTIDAD DEL CHOQUE
Insólitamente y otra vez más tenemos que usar este vocablo en esta historia bizarra, nos afirman que a oídos del intendente Enrique Antía, luego de que se produjo el accidente de su esposa, había llegado solo la versión de que Liliana Bernárdez había chocado contra una columna y que no había ningún otro implicado.
También nos agregan otro dato muy llamativo y es que el intendente Antía, se habría enterado del choque que sufrió su esposa varias horas después de ocurrido el mismo e incluso nos señalan, que Enrique Antía habría estado el día martes 7 de agosto de 2018, cuando se produjo el accidente de su esposa, trabajando en la intendencia hasta aproximadamente las 21:30 horas, pensando que era algo que no tenía mucha trascendencia.

EL EXTRAÑO CASO DEL SEGURO DEL AUTO DE LA ESPOSA DEL INTENDENTE
Pero las cosas desopilantes ocurridas en este accidente de tránsito no nos dejan de sorprender, pues pareció por momentos y esa fue la información que manejó la empresa aseguradora Porto, es que habría negado que el vehículo que tripulaba Liliana Bernárdez tuviera póliza con ellos.
De pronto y como por arte de magia, con el mismo padrón y matrícula, la empresa aseguradora cambió la versión y dijo que el vehículo Mercedes Benz conducido por la esposa del intendente, sí tenía seguro en esa empresa. Algo bastante extraño.

DENUNCIA PENAL Y EL INTENDENTE DECLINA HACER DECLARACIONES
Fuentes judiciales nos informaron, que el día viernes 10 del presente mes, recayó una denuncia en Fiscalía de Maldonado, por el choque mismo, pero se agregó falsificación de documento público y posible tráfico de influencias.
Ahora la Justicia tendrá que actuar, luego de que la fiscal lleve adelante todo este rompecabezas inaudito e impresentable.
NOTA: Pretendimos ponernos en contacto con el propio Intendente Antía al cierre de la edición para saber más del tema, incluso del seguro del auto de su esposa, pero por intermedio del Director de Comunicaciones, declinó hacer declaraciones al respecto.

INFORME DEL CHOQUE
Informe Accidente

Fuente: Crónicas del Este

Comenta
Acerca de Comodín 2447 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager