Es curioso como se enfrenta el dato y el relato

Mentiras

Todos esperamos más de vos

La campaña de izquierda, que parece creer que hay una elección dentro de pocos días, se ha dedicado a resaltar con muchos adjetivos y pocas razones, todo lo “malo que ha hecho el gobierno en solo 9 días”, pero a la luz de las cosas que nos vamos enterando, lo único que esta claro es todas las “mentiras que ha dicho la izquierda en solo 9 días”.

Si bien las redes sociales presentan algunos riesgos, porque potencian las noticias falsas, la manipulación, las interpretaciones desacertadas y los mandados “periodísticos”, también permiten para el usuario avispado, poder investigar, descubrir, conocer los hechos y difundirlos. Lo que antes dependía de la pericia y buena voluntad de un periodista y un medio de prensa, muchas veces parcial, hoy está al alcance de todos nosotros.

¿Cuántos años tuvimos que escuchar al militante de izquierda hablar de la “infidencia de Batlle”? ¿Y de los niños que comían pasto? ¿Y del hijo del presidente que atropelló y huyó?… Esos bulos se cocinaban en los comité y eran desparramados a través de la compleja red de militantes barriales que siempre encontraban a un vecino para hacerle “la oreja”. Mentían, confundían y sacaban provecho. Todavía quedan varios resabios, como el relato que Cuba es un ejemplo de sistema de salud, pero el dato que cuando los políticos de izquierda requieren seguros médicos o intervenciones, miran a EEUU.

Ahora no les es tan sencillo mentir. A cada uno que hable de como “Lacalle devaluó el peso”, le podés mostrar una gráfica de la devaluación que esta sufriendo toda Latinoamérica en estos días, producto de la reacción de inversores que corren a proteger su dinero en activos seguros. A todos los que compartieron y se indignaron por el funcionario municipal que fue golpeado, perseguido y le dispararon por ser frenteamplista, podés decirles, gracias a las cámaras que usan los policías en los procedimientos, que todo fue un gran circo, acompañado por la mala leche o la estupidez de aquellos que quieren sacar provecho electoral.

Mucha gente va entendiendo que no puede confiar en lo que dicen políticos y militantes. Ya no es tan sencillo mentir y sostener la mentira por años o décadas, como antes. Ahora al relato, se le enfrenta el dato. Y el dato está cada vez más cerca de todos nosotros. Debemos pues tener la capacidad de darnos cuenta quienes nos venden fruta podrida, y quienes no, al margen de sus preferencias políticas.

Si tantos políticos, y tan importantes, si tantos medios y periodistas, tan influyentes, te quieren vender versos y pretenden manipularte, ¿vos todavía vas a seguir creyendo en la historia de Instagram copiada y compartida mil veces, donde un perfecto desconocido cuenta su “mal momento” cuando le pidieron la cédula y lo miraron feo? Todos esperamos más de vos, no nos defraudes.

Fuente: Lic. Saka

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4154 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager