Encontraron el cuerpo de un joven flotando en aguas del arroyo Sacra

Enviarán muestras al Instituto Técnico Forense (ITF) a fin de dilucidar la causa de la muerte de un hombre de 35 años cuyo cuerpo apareció flotando en el arroyo Sacra. Si bien la autopsia realizada por el forense de turno en Paysandú no habría dado indicios de que se tratara de un crimen, se remitirán las muestras al ITF a pedido de la Justicia.

De acuerdo con los datos recogidos por EL TELEGRAFO e informados oportunamente en su versión digital, próximo a las 9 de la víspera particulares dieron aviso a la Policía sobre el hallazgo de una persona sin vida en las aguas del arroyo Sacra. Al lugar concurrió personal de la Unidad de Respuesta Policial y de la Comisaría Cuarta, por encontrarse dentro de su jurisdicción.

Comprobaron que el cadáver se encontraba a unos 400 metros al oeste del puente de calle Independencia.

De inmediato se informó al Comando de Jefatura lo ocurrido, haciéndose presente algunos de sus integrantes en el lugar del hecho. En tanto, fue solicitada la colaboración de Bomberos para poder retirarlo porque la zona donde se hallaba imposibilitaba hacerlo desde la orilla.

Asimismo, la dificultad volvió a hacerse presente y motivó la intervención de Prefectura, cuyo personal a bordo de una chalana logró extraerlo. En tanto, un familiar del fallecido se hizo presente y constató que se trataba de Cristian Martín Silveira Rodríguez, a quien apodaban “Sacha”, conocido de la zona por estar siempre frecuentando la esquina de manera pacífica.

Es hijo de la conocida vendedora de drogas identificada como “la Alba del Sur”, quien se encuentra privada de su libertad en el Instituto Nacional de Rehabilitación (antigua cárcel departamental) desde marzo de 2016 tras la operación “Respuesta” de la Brigada Departamental Antidrogas.

Puesto el hecho en conocimiento de la Fiscalía de Turno, se dispuso el relevamiento de Policía Científica de la escena, que el cuerpo fuera trasladado a la morgue para realizar la autopsia correspondiente y constatar la causa del deceso.

Fuente: El Telégrafo

Comenta