En los últimos cinco años se fueron 50.012 uruguayos por Carrasco y no regresaron

aeropuerto carrasco

A partir de 2010, al inicio del gobierno de José Mujica, aumentó la cantidad de uruguayos que retornaron al país en un fenómeno en el que también incidió la crisis económica en Europa y Estados Unidos. Por primera vez en muchos años el saldo migratorio era positivo. Esos tiempos ya quedaron definitivamente atrás y desde 2014 otra vez son más los uruguayos que se van del país que los que vuelven.

Una forma de medirlo es mirar las cifras de uruguayos que ingresaron y egresaron por el aeropuerto de Carrasco. Y, según datos de la Dirección Nacional de Migración a los que accedió Telenoche, en los primeros siete meses de 2018 -esto es, entre enero y julio de 2018- hay 15.769 uruguayos que se fueron por el aeropuerto de Carrasco y no volvieron.

En concreto, en ese período partieron 324.949 y llegaron 309.180 uruguayos, de acuerdo a las cifras oficiales.

En los últimos cinco años, desde 2013 a la fecha, se fueron 50.012 uruguayos por Carrasco y no regresaron, según los datos de Migraciones.

EN AUMENTO.

Si miramos las cifras año a año, en 2017 el saldo negativo fue de 8.484 personas; en 2016, 12.065; en 2015, 13.290 y en 2014, 4.679.

En cambio, 2013 fue el último año en el que el saldo migratorio fue positivo (4.275 uruguayos), o sea que volvieron más que los que se fueron. Ese año cerró un ciclo de tres años seguidos con saldo positivo.

En 2013 Presidencia presentó el informe “Inmigrantes internacionales y retornados en Uruguay”, que destacaba una mayor dificultad en la inserción laboral de los retornados recientes: este grupo que volvió a partir de 2005 presentaba un nivel de desempleo que prácticamente duplicaba al de los no migrantes.

Se estima que en total hay unos 600.000 uruguayos fuera del país y que existe una tendencia emigratoria estructural.

El representante auxiliar del fondo de Población de las Naciones Unidas en Uruguay, Juan José Calvo, dijo a Búsqueda en 2016 que la migración uruguaya funcionará así, con un saldo negativo, “por bastante tiempo más”. Opinó que es muy difícil “la reversión de ese tipo de comportamiento” y que cuando se reactiva una economía como la estadounidense “se abren un montón de oportunidades para una emigración de clase media y capacitada uruguaya”.


Turismo sexual infantil: una problemática oculta


Fuente: Telenoche

 

Comenta