El porque de Jair Bolsonaro

Bolsonaro
El candidato predilecto en las elecciones de Brasil ha sido el representante de la ultraderecha Jair Bolsonaro, y aunque se necesita de una segunda instancia, este es un mensaje popular que debe ser analizado.

Por Facundo Olivera Ordeig

Facundo Ordeig 150x150 - El porque de Jair Bolsonaro
Tec. en Gestión Turística y Hotelera. Dirigente de @CimarronesPN. Lista 66. Congesal Nacional (s) por la Juventud del Partido Nacional. Síguelo en Twitter

El candidato predilecto en las elecciones de Brasil ha sido el representante de la ultraderecha Jair Bolsonaro, y aunque se necesita de una segunda instancia, este es un mensaje popular que debe ser analizado.

Los resultados de la elección brasileña han generado controversia en las redes sociales y en los medios de comunicación, se pueden apreciar incontables mensajes que aplauden o condenan al candidato del Partido Social Liberal, y aunque su comportamiento e ideas son repudiables, el problema no se encuentra aquí, no en principio, pues aunque la homofobia, el racismo y el sexismo no deberían de llegar al Poder Ejecutivo, Jair Bolsonaro representa a un pueblo enfurecido con un sistema político corrupto que en estos años acumula más de 164 escándalos políticos, entre otras acciones que han debilitado la credibilidad en la Democracia, en el Gobierno, y en la capacidad de la izquierda para hacer frente a las distintas gestiones. Considero que es válido hacer un paralelismo entre la simpatía por Bolsonaro y la preferencia del pueblo norteamericano por Donald Trump, pues en ambos casos no ha importado la persona sino el mensaje de ira que rodeaba a los mismos ya que  con esto se identificaba la ciudadanía.

Haciendo un aparte antes de continuar, es necesario decir que puede pensar que nos dirigimos a lo mismo pues en menor escala nos encontramos frente a una situación similar – corrupción, escándalos, pésimas gestiones, etc – pero aunque existen actores sociales o políticos que no dudo que desean hacer creer esto al pueblo para de esta forma no desprenderse de los beneficios, de los cargos y del poder del cual se han enamorado, en ninguno de los candidatos de la oposición se encuentran estas macabras características, e infundir temor al cambio no debe ser aplaudido puesto que no es más que desesperación.

El populismo suele asociarse con una práctica impulsada por la izquierda, pero Jair Bolsonaro es un candidato que ha recurrido a este sistema, pues ha sabido encauzar la ira de sus conciudadanos en un enemigo en común, ha conseguido terminar con la corrección política, ha presentado propuestas que hacen pensar que es el indicado, y al sufrir un atentado contra su vida, el mismo se ha convertido en un “mártir” de la violencia política que se ha instaurado por “culpa” o “responsabilidad” de los gobiernos anteriores, algo que no es necesario decirse desde un podio o desde una red social, sino que con unos cuantos activistas que lo conversen en voz alta en un bar o en una plaza, conseguirán que las palabras se multipliquen con la misma velocidad que si de ébola se tratase. La mezcla perfecta, pero no la mejor opción, al menos no en principio pues quiero creer que el perfil que ha demostrado tener no es más que una estrategia para alcanzar el poder, y luego, al gestionar, demostrar a través de una excelente farsa, que es capaz de dejar su “pensamiento personal” de lado para gobernar en favor de todos los ciudadanos, lo que probablemente le conseguiría la reelección en caso de mejorar la situación su país.

La indignación, el miedo, e incluso el aplaudirlo es en cierta forma entendible, pero nada podemos hacer más que preguntarnos ¿cómo va a afectar a nuestro país?.

 

Tec. Facundo O. Ordeig

Comenta

Recomendado.

Acerca de Pablo Tedesco 4096 Articles
Desarrollador Fullstack y Community Manager