El cruel engaño que armó un policía retirado para quedarse con una nena por diez mil pesos en Argentina

El jueves por la noche, la Jefatura Distrital Berazategui de la Policía Bonaerense allanó por ordenes del fiscal Daniel Ichazo la casa de Oscar T., un hombre de casi 70 años en el barrio Aldana. Encontraron una escopeta tipo itaca, marca IGA-Gaucha junto a una vieja cachiporra en un placard y una Bersa Thunder calibre .380 que no pudo explicar.

La itaca y la cachiporra eran recuerdos de una vieja época: Oscar T. resultó un ex policía, suboficial mayor retirado de la Bonaerense. También encontraron lo que fueron a buscar: una nena de tres años con un bolso que había dejado su madre con zapatillas infantiles y ropita, cartas de vacunación, una credencial del ANSES.

Sin embargo, la nena no era nieta de Oscar, que terminó detenido por los delitos de trata de personas y portación ilegal de arma de guerra. La madre, una mujer de 20 años oriunda de San Pedro, Misiones, no estaba muy lejos. Había sido madre nuevamente horas antes tras dar a luz sin complicaciones a una nueva bebé en el Hospital Evita Pueblo de Berazategui.

En su cama del hospital, la madre contó su historia. Los médicos que la atendieron la escucharon decir que su hija estaba en peligro.

Así, alguien desde el centro de salud hizo la denuncia a la línea 145 con un reporte de una directiva. La joven misionera fue acompañada por una especialista del Gabinete Asistencial local e intervino el Programa Nacional de Rescate para víctimas de trata. El ex policía y su mujer, según su relato, la amenazaron y la maltrataron para que “firme los papeles” y entregue a su hija por dinero.

Ahora, ¿por cuánto? ¿Cuánto se paga una bebé? Es al menos escalofriante pensar en un “precio de referencia”, un “tarifario” de consulta para vender una vida humana en el submundo bonaerense.

El mes pasado, la Cámara Federal de Mar del Plata confirmó el procesamiento con preventiva de un hombre de la comunidad gitana acusado de intentar vender a la hijita de su pareja de apenas un año por 55 mil dólares. El número que habría ofrecido el policía retirado fue mucho, mucho menor: 10 mil pesos argentinos.

La “oferta” incluida entre amenazas ni siquiera habría sido directa: la joven misionera -con un embarazo avanzado, que nunca había tenido un empleo en blanco y que cobraba una Asignación Universal y un Plan Progresar del ANSES- llegó a Berazategui en micro a comienzos de esta semana supuestamente engañada por Oscar y su mujer, no para venir a vender a su bebé, sino con una falsa oferta de trabajar a una verdulería.

Los trabajos de parto comenzaron el 30 de octubre, pero la joven no fue a parir en paz. De acuerdo a su relato, al que accedió Infobae, la mujer de Oscar ya había comenzado con los planteos para que entregara a su hija, que ella “no podía tener” ya que se “había ligado las trompas”.

El caso fue elevado al Servicio Social del Evita Pueblo y es altamente probable que sea transferido a la Justicia Federal dada la calificación de trata de personas. La joven misionera fue reunida con su hija mayor en el Evita Pueblo y pidió seguridad: teme que la esposa del ex policía “venga por la nena”.

La mujer del suboficial retirado -que no vivía con él en el barrio Aldana- es la pieza faltante en el rompecabezas: los investigadores están tras su rastro. De acuerdo a información de fuentes cercanas al expediente, ella misma se habría encargado de captar a la madre de la niña y de viajar a Misiones para traerla hasta Berazategui.


Secuestraron a su bebé y lo buscó 31 años hasta que recibió una llamada que lo cambió todo: “Está vivo, lo encontramos”


Fuente: Infobae

Comenta