Donald Trump rechazó las invitaciones de los equipos campeones del país para ir a la Casa Blanca

Donald Trump
El mandatario estadounidense, Donald Trump, rechazó en varias ocasiones las invitaciones para ir a la Casa Blanca de equipos campeones del país por sus protestas durante eventos deportivos.

Por Branden Luis Figarola

Branden Luis Figarola

Últimamente el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está cancelando muchas visitas a su nueva casa. Trump no invitó a los campeones de la Super Bowl, los Philadelphia Eagles, a la “Celebration of America” <Celebración de América> que se agendó el martes 5 de junio.

La noticia fue dada a través de un comunicado que fue emitido por la oficina de la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca. El comunicado expresa que los campeones del Super Bowl están en desacuerdo “con su presidente porque él insiste en que se pongan de pie para el Himno Nacional, mano en el corazón, para honrar a grandes hombres y mujeres de nuestra milicia y la gente de nuestro país”.

Este comunicado salió porque Los Eagles tenían pensado traer un plantel reducido porque algunos jugadores estaban en desacuerdo con su mandatario, alrededor de 10 de las 81 personas (incluyendo cuerpo técnico, dirigencia y jugadores) iban a asistir al
evento.




El alcalde de Philadelphia, el demócrata Jim Kenny, elogió la decisión del equipo diciendo que “son jugadores que luchan por sus causas por el rechazo de la invitación de Trump”.

Además agregó que “al no invitar al equipo a la Casa Blanca demuestra cómo nuestro
Presidente no es un verdadero patriota, sino un verdadero egocéntrico que está
obsesionado y asustado de la vergüenza para hacer una fiesta que nadie quiere ir”.
En su lugar, Trump realizó una celebración con una orquesta patriota y un coro que cantó música militar. Durante la ceremonia, el gordo, de 71 años y pelo amarillo demostró a todos como no conocía la letra de “God Bless América” <Dios Bendiga a América>. 

Está bien Donald, podrás utilizar el Himno Nacional para atacar a los afroamericanos, pero no tenés que saber las canciones importantes de la nación.

Según SportsPundit, la mayoría de los Eagles se arrodilló para cantar el Himno en los
partidos de pretemporada, aunque Ron Brooks sí lo hizo dos veces antes de comenzar la temporada regular el año pasado. SportsPundit también encontró que los Eagles
protestaron en 73 instancias durante la temporada regular el año pasado.

La NFL anunció una nueva política que requiere a los jugadores parados durante el
Himno Nacional en un partido, y si no lo hacen serán multados. Lo que podrán hacer los jugadores es quedarse en el vestuario mientras el resto de sus compañeros cantan.

Donald Trump tuiteó a favor de la política novedosa diciendo : “Esperar en el vestuario
para el Himno Nacional es una falta de respeto a nuestro país como arrodillarse
¡Perdóname!”. El mandatario estadounidense respetó la decisión tomada por la
Federación diciendo que “se deberá pararse para el Himno o no deberías estar jugando”.



Muchos jugadores de los Eagles fueron voceros contra la nueva política de la NFL. “Es
miedo de nuestro Presidente, quien dio la espalda a una corporación. No es patriotismo.

No se confundan. Estos dueños no aman a América más que los jugadores, quienes sí
demuestran y toman decisiones reales para mejorar al país” dijo el extremo defensivo de los Eagles, Chris Long. Otro jugador del equipo de Philadelphia, Malcom Jenkins, expresó que nada lo hará callar por luchar y que “esto nunca fue por ponerse la rodilla al suelo, levantar un puño o ir contra el patriotismo, pero estamos haciendo lo que podemos para generar un efecto para las personas reales”.

Toda esta conmoción sucedió porque el ex mariscal de los San Francisco 49ers, Colin
Kaepernick, en el 2016 decidió arrodillarse durante el Himno Nacional en un partido.
Kaepernick se arrodilló en protesta de la brutalidad policial contra minorías; al hacer esta acción, muchos jugadores de distintos equipos comenzaron a hacer lo mismo, hasta levantar un puño cerrado al aire o sentarse.

Desde la época de la presidencia de Ronald Reagan, la mayoría de los campeones
deportivos del país paseaban por el Jardín de Rosas para una fotografía de ellos
saludando con una sonrisa al Presidente con una camiseta del equipo con el nombre del mandatario, bien para la farándula. Hasta ahora hay una colección chica de casacas con el apellido “Trump” estampado atrás.

El equipo de fútbol americano que tiene el ave nacional no fue el único rechazado por
Donald Trump, también rechazó al equipo de la NBA los Golden State Warriors el año
pasado. Tuiteó un sábado por la mañana, más seguro, en el balcón de la Casa Blanca
que ir hasta allí es considerado “un gran honor para un equipo campeón” y la invitación
del jugador Stephen Curry estaba “rescindida”.

La máxima estrella actual de la NBA, LeBron James, aseguró que ni los Cleveland
Cavaliers ni los Warriors aceptarán como campeones de la temporada del baloncesto
norteamericano, ir a la Casa del Presidente. “Sé que no importa el equipo que gane la
serie de las finales, Cavaliers o Warriors, ninguno desea una invitación” destacó James.

Tras conocer la opinión de LeBron James y salir nuevamente campeón de la NBA, el base estrella de los Warriors, Stephen Curry, declaró que estaba completamente de acuerdo con él y confirmó el rechazo por parte de su equipo de visitar la Casa Blanca, a la vez alabó la actitud de los jugadores de los Eagles que decidieron no ir a Washington.



Todavía no hay nada oficial si van los Washington Capitals a visitar la Casa Blanca para celebrar su primera Copa Stanley. La visita trae algunos problemas a la casa del
mandatario después de ganar en la final en Las Vegas a los Golden Knights. En primer
lugar, Mike Smith-Pelly, uno de los dos afroamericanos del equipo, habló dos días
después del rechazo de los Philadelphia Eagles y dijo que “las cosas que él (Donald
Trump) dice son racistas y sexistas”.

Otra razón es porque hay dos rusos en el plantel (Evgeny Kuznetsov y Dimitri Orlov) y ya se sabe la situación de Donald Trump con Rusia, porque está siendo investigado por Robert Mueller sobre la intervención de Kremlin en las elecciones de EEUU en el 2016.

Pero no es solo eso, la visita en mayo del año pasado del Ministro de Rusia, Sergei
Lavrov, y el embajador Sergey Kislyak produjo una imagen que hizo lastimar el imagen de Trump.

Por último, si los Capitals llegan a ir a la Casa Blanca, habrá un sentimiento raro por parte de los ochos canadienses que forman parte del equipo washingtoniano. Trump recién insultó al vecino del norte ya que, supuestamente, los canadienses quemaron la Casa Blanca durante la guerra de 1812. Al final era información errónea y quedó, nuevamente, como una naranja gritona. Hay otras nacionalidades en el plantel como sueco, danés, checo, austriaco, galés, austrailiano y alemán. Donald Trump ya insultó varias de estas naciones, en particular Alemania, por los problemas financieras del NATO.

Donald Trump se está tomando eso de “América para los americanos” muy al pie de la
letra. Según informó el Daily Mail, en su nueva residencia no quiere extranjeros. Sí, el
Departamento de Estado avisó a las embajadas de Washington que las visitas guiadas a la Casa Blanca se limitan a los visitantes estadounidenses, por ahora. La prensa británica expresó que se impidió el ingreso de británicos, canadienses y otros extranjeros a la casona de la Avenida Pensilvania.

Imaginé a Trump como el típico viejo cascarrabias que odia la gente en su casa porque mancha los pisos, hacen mucho ruido, son capaces de romper algo o, en su caso, son extranjeros o no respetan el himno durante un evento deportivo.

SU Noticias



Comenta
Acerca de Pablo Tedesco 1450 Articles
Desarrollador Web 💻 Community Manager en Tedesco Designs y Adversiting. CEO en @sunoticiasuy y @TodoDepuy.