Directora de cárcel de mujeres fue destituida de su cargo

La directora de la Unidad N°5 “Femenino” (Cárcel de Mujeres), Diana Noy, fue relevada de su puesto en medio de denuncias por persecución sindical, según confirmaron a Telenoche fuentes del Instituto Nacional del Rehabilitación (INR) y del sistema carcelario.




Noy ocupaba el cargo desde el año 2017 y ahora será relevada por Martín Correa, un licenciado en psicología que se desempeña en la dirección del INR, pero también prestó servicio en el Comcar y en la cárcel de Punta de Rieles. Correa ya fue notificado de la designación y está conformando su equipo técnico.

La Asociación de Funcionarios Civiles Penitenciarios había denunciado a Noy ante el Ministerio del Interior y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

El integrante de la asociación, Juan Nolasco, indicó a Telenoche que la directora no había tomado decisiones justas con los funcionarios penitenciarios.

“En el mes de enero, la directora sufrió una agresión y en media hora se trasladaron dos internas”, acotó.

Además, recordó que cuando en diciembre sus compañeros realizaron un paro, “fueron tildados de payasos por la directora”.

POLÉMICA. La gestión de la psicóloga Diana Noy en la institución penitenciaria duró un año pero fue tormentosa.

Ella es de los que creen que el funcionario debe integrarse con la población carcelaria y, no solo se lo exigía a sus subordinados, sino que lo aplicaba a rajatabla.

Según señalaron a Telenoche fuentes del INR, Noy invitaba a las reclusas a su casa cuando recuperaban la libertad y estableció un vínculo con alguna de ellas.

Meses atrás, además, se viralizó un video en el que se la vio bailar reggaetón con las reclusas en el medio del patio del centro de reclusión.

El jueves 8 de febrero fue golpeada por una interna y enfrentó varios motines y paros de la Asociación de Funcionarios Civiles Penitenciarios.



Noy fue también directora del Centro Nacional de Rehabilitación, que funcionaba en el ex Hospital Musto donde actualmente está la Cárcel de Mujeres.

Esa gestión terminó con un procesamiento en su contra por no haber tomado medidas de protección para preservar la integridad de un recluso que apareció ahorcado en su celda el 30 de agosto de 2010.

Sin embargo, fue absuelta y demandó al estado por US$ 140.000.

Fuente: Telenoche




Comenta