Detectan señales de agua en el segundo objeto interestelar que visita nuestro Sistema Solar

Un equipo internacional de científicos ha detectado señales de agua en el cometa 2I/Borisov, el segundo objeto interestelar que visita nuestro Sistema Solar. Se trata de la primera vez que se descubre agua que tuvo su origen fuera del Sistema Solar.

Según señala la revista Nature, los científicos, dirigidos por Adam McKay, astrónomo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA (Estados Unidos), siguen el recorrido de 2I/Borisov, que se dirige hacia el Sol proveniente de fuera del Sistema Solar.

“Hay agua, eso es genial, eso es genial”, ha señalado Olivier Hainaut, astrónomo del Observatorio Europeo Austral en Garching (Alemania). En palabras de este científico, el descubrimiento no es sorprendente, porque la mayoría de los cometas contienen mucha agua; no obstante, confirmar su presencia en un cometa interestelar es un paso importante hacia la comprensión de cómo el agua podría viajar a través de las estrellas.

Segundo visitante
2I/Borisov está siendo monitorizado con gran atención desde su descubrimiento el 30 de agosto, porque la trayectoria del cometa muestra que proviene de fuera del Sistema Solar, no como la mayoría de los cometas. Se trata del segundo objeto interestelar jamás descubierto, después de Oumuamua, que lo fue en 2017.

Según los datos que manejan los científicos, 2I/Borisov se formó alrededor de una estrella distante y desconocida hace millones de años. Posteriormente, algo debió sacarlo de su órbita y lo ha enviado a “visitarnos”.

Los astrónomos detectaron oxígeno en el cometa hace unas semanas y esa fue la primera señal importante. Aunque el oxígeno puede producirse en un cometa de maneras distintas, lo más probable es que el agua se esté descomponiendo en hidrógeno y oxígeno.

El equipo tomó observaciones espectroscópicas para tratar de determinar la cantidad de agua que transporta este cometa. Los científicos determinaron que 2I/Borisov arrojaba 113 x 10 elevado a la potencia de 23 (veintitrés ceros) litros de agua por segundo y el área que produce agua es de 1.7 kilómetros cuadrados.

2I/Borisov pasará muy cerca del Sol en diciembre, lo que permitirá a los científicos detectar más signos de agua y otras moléculas vaporizadas que se generarán a causa del calor que recibirá del astro solar.

Fuente: El Confidencial

Comenta

Recomendado.