Desde el Príncipe de Liechtenstein, famosos y grandes empresarios recibieron el año en Punta del Este

En un verano de inicio soñado, en Punta del Este todos tienen su lugar. Desde el Príncipe de Liechtenstein pasando por el empresario italiano Giussepe Cipriani, importantes hombres de negocios de Brasil y Argentina, el dueño de uno de los principales clubes de football americano y hasta el mediático técnico porteño Ricardo Caruso Lombardi.

Todos tienen su lugar bajo el firmamento esteño junto a decenas de miles de visitantes de diversas nacionalidades.

El príncipe europeo y propietario de una de las fortunas más grandes del mundo llegó antes de Navidad y se aloja en un establecimiento de las afueras de Garzón. Desde ese lugar cumple una estricta agenda de actividades de la mano de una propuesta que incluye jornadas de playa y en la zona rural de José Ignacio y Garzón.

También se encuentra en la zona el fuerte empresario estadounidense Robert Kraft, dueño de los New England Patriots, una potencia de la National Football League. Krafts encabeza el grueso de los visitantes de nacionalidad estadounidense que por estas horas pasan los primeros días del 2018 en la costa de José Ignacio.

“La cantidad de visitantes estadounidenses aumenta de forma considerable a medida que pasan las horas”, explicó Martín Pittaluga, director del parador La Huella.

Entre los europeos, Giuseppe Cipriani, propietario del mítico Harrys Bar de Venecia, recorre el lugar con un grupo de invitados que se alojan en su casa de La Barra. Los personajes que se encuentran en la costa de Maldonado recibieron el 2018 de diferente forma. Algunos se quedaron en su casas, otros concurrieron a fiestas o a restaurantes, como fue el caso de Susana Giménez, quien dejó la intimidad de su mansión “La Mary” para recibir el año en el restaurante del complejo Fasano, junto a familiares y amigos.

Fuente: El País

Comenta
Loading...